miércoles, 26 de abril de 2017     Síganos en:      

Costa Digital

El Domingo de Resurrección pone final a una Semana Santa extraordinaria para la hostelería

17 de abril del 2017

Imprimir Noticia | Comentar esta noticia

El Domingo de Resurrección pone final a una Semana Santa extraordinaria para la hostelería



Almuñécar y La Herradura ponían ayer Domingo de Resurrección el broche final a una Semana Santa que ha sido valorada por los hosteleros como de extraordinaria.

La salida del último paso de Semana Santa, el Resucitado acompañado de la virgen del Triunfo, llenaba desde primeras horas las calles de la localidad sexitana que seguiría en un bullir de gente hasta bien avanzada la tarde.
Los más contentos, los empresarios de la hostelería que han vivido cuatro días intensos de negocio y en los que en algunos locales  era difícil encontrar mesa o sitio en sus barras. Los hay quienes mantienen que el volumen de ventas ha superado a las de la Semana Santa de 2016, que también consideran buena pero por debajo de las cifras de ésta que finalizaba ayer.

A tener en cuenta el buen tiempo que ha acompañado a la semana y que ha llenado las playas con un avance de verano  y una primavera que muchos auguran que será de buena a muy buena en sus fines de semana.

Y por si esto fuera poco, en el horizonte ya se vislumbra el puente del primero de mayo;  otras mini vacaciones que concretamente en la Comunidad de Madrid se convierte en cuatro días de fiesta, al ser el dos de mayo la festividad de la Comunidad, y la celebración de las cruces el 3 de mayo.

De cualquier manera,  tampoco el invierno ha sido especialmente duro para el sector hostelero debido principalmente a la afluencia de turismo extranjero en la localidad,  que en muchos casos pertenecen al segmento residencial con largas estancias en la localidad. Algunos empresarios apuntan también a la finalización de las autovías,  que hace mucho más rápido el acceso desde Málaga o Granada, y que viene significándose en los fines de semana que coinciden con buen tiempo.

No obstante, los políticos quieren su parcela de protagonismo y desde el Patronato de Turismo de Almuñécar señalan la buena labor promocional que se viene realizando en materia turística con la puesta en valor tanto de la capacidad y calidad hotelera del municipio, como de los valores patrimoniales históricos y el clima subtropical de la zona que permite un clima cálido durante los meses invernales.

En definitiva: todos contentos.