viernes, 22 de septiembre de 2017     Síganos en:      

Costa Digital

Ciudadanos Almuñécar rechaza la subida del IBI y piden que se explique el plan de gastos

11 de julio del 2017

Imprimir Noticia | Hay 2 comentarios a esta noticia

La agrupación local de Ciudadanos Almuñécar – La Herradura ha mostrado su “más absoluto rechazo” a la subida del IBI propuesta por el equipo de gobierno para los vecinos del municipio y le ha instado a dar las explicaciones pertinentes para aclarar con la “máxima transparencia” la realidad de lo que está haciendo. Así lo manifestaba el coordinador de la agrupación, Francisco Torrecillas, quien ha exigido al gobierno local que explique el plan de gastos al que van a ir destinados los ingresos percibidos por el IBI.

“Consideramos que el también llamado impuesto de contribución urbana genera un peligrosos agujero en el bolsillo de los almuñequeros y herradureños. Mientras paguemos impuestos tan altos, el consumo de bienes y servicios locales no se reactivará”, ha señalado.
Torrecillas ha puesto de manifiesto algunos antecedentes en los que se basa su rechazo a esta subida del IBI: en 2012 el equipo de gobierno aprobó una subida del IBI del 10%, pasando del tipo impositivo del 1% al 1,10%; en 2015 en pleno se ratificó dicha subida para 2012-2013-2014-2015 y siguientes y, a través de un decreto de alcaldía, el equipo de gobierno solicitó al Ministerio de Hacienda actualizar los valores catastrales con un 10% para 2016, un 10% para 2017 y otro 10% para 2018, acumulando más de un 30%.

“La subida real se habrá consumado año a año y en 2018 la subida total real será de más de un 46%”, ha resaltado el coordinador de Cs Almuñécar - La Herradura, quienes califican este incremento del IBI como “desmesurado” y “desproporcionado a los tiempos que corren”.

Torrecillas ha añadido que, ante la actitud del equipo de gobierno y el silencio del resto de los grupos de la oposición, Ciudadanos hizo una encuesta de calle el mes de octubre del pasado año en la que preguntó a más de 750 vecinos si habían sido convenientemente informados de las razones por las que subía el IBI y si conocían a qué iba a ir destinada esa importante recaudación de dinero: “En la encuesta pudimos detectar que, aunque los vecinos estaban muy molestos con la subida, lo que más les preocupaba era no conocer los motivos de dicha subida ni el destino de lo recaudado”.

El coordinador ha pedido “transparencia y explicaciones” al equipo de gobierno frente al “ocultismo” de sus actuaciones y ha anunciado que pedirá formalmente una reducción del IBI mediante subvenciones de entre un 25% y un 75% del recibo en base a criterios de renta y que podrían regirse en función de los umbrales marcados por el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), de manera que los solicitantes cuya unidad familiar corresponda a una sola persona deberán haber tenido en el ejercicio anterior unos ingresos anuales brutos inferiores o iguales a 22.365 euros (IPREM X 3). “De este modo, el umbral para ser beneficiario de las subvenciones al IBI se calculará proporcionalmente según el número de miembros empadronados en el domicilio habitual, así en el caso de dos personas ascenderá a 29.820 euros (IPREM X 4), y así sucesivamente multiplicando el número de miembros de cada hogar, aumentando un punto el IPREM”, ha explicado.


Torrecillas ha insistido en que con esta ayuda se pretende dar cumplimiento a los principios de solidaridad y de progresividad fiscal contemplados en la Constitución Española, tal y como recoge el informe del habilitado nacional sobre las bases de la convocatoria, que se ha realizado en base a la Ley de Subvenciones. “Esta propuesta que Ciudadanos pone encima de la mesa sí sería una actuación de interés general y de competencia municipal, como es la de contribuir al sostenimiento de unidades familiares que por razón de la renta se encuentren en situación de vulnerabilidad para hacer frente a una carga tributaria que grava directamente un derecho fundamental como es el de la vivienda”, ha concluido el coordinador.