domingo, 20 de agosto de 2017     Síganos en:      

Costa Digital

La inflación se mantiene en el 1,5% pese a la caída de los precios de la alimentación no elaborada

11 de agosto del 2017

Imprimir Noticia | Comentar esta noticia

La inflación se mantiene en el 1,5% pese a la caída de los precios de la alimentación no elaborada

El Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó en julio de 2017 un 1,5% interanual, al igual que en el mes de junio, según las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), tasa coincidente con la adelantada por el INE a finales del pasado mes. Esta evolución se explica porque el comportamiento de los precios de la alimentación no elaborada, que pasaron de crecer en junio a caer en julio, se ha visto compensado por la aceleración de los precios de los productos energéticos, los bienes industriales no energéticos (BINE) y la alimentación elaborada. En términos intermensuales, el IPC ha registrado una bajada del 0,7% en julio de 2017, la misma que en julio de 2016.

Los precios de los productos energéticos aumentaron un 4,1% interanual, cuatro décimas más que en junio. Esta evolución se explica principalmente por la aceleración de los precios de los carburantes y lubricantes, que pasaron del 0,4% interanual en junio al 1,9% en julio, parcialmente compensada por el menor ritmo de crecimiento de los precios de la electricidad, que se desaceleraron 2,2 puntos, hasta el 6,2% interanual en julio. Por su parte, los precios del gas se aceleraron siete décimas, hasta el 10,7%.

La inflación de la alimentación se situó en el 0,3% en julio, seis décimas por debajo de la del mes precedente. Los precios de la alimentación no elaborada pasaron de crecer el 1,4% en junio a caer el 1% en julio, destacando el comportamiento de los de las frutas frescas, que intensificaron 9,4 puntos su ritmo de descenso (pasaron de caer el 2,6% en junio al 12% en julio). Los precios de la alimentación elaborada, bebidas y tabaco aumentaron el 1% en julio, tres décimas más que en junio; cabe señalar la aceleración de dos puntos de aceites y grasas,hasta el 6,1%.
La inflación subyacente (que excluye la alimentación no elaborada y la energía, que son los elementos más volátiles del IPC) aumentó dos décimas en julio, hasta el 1,4%, debido a la aceleración de los BINE y de la alimentación elaborada. Los BINE crecieron el 0,3% interanual en julio, una décima más que en junio, destacando la evolución de los precios de vestido y calzado, que incrementaron dos décimas su ritmo de aumento, hasta el 0,4%. La alimentación elaborada creció el 1%, tres décimas más que en el mes anterior. Por su parte, los precios de los servicios mantuvieron su tasa interanual en el 1,9%.

En términos intermensuales, el IPC ha registrado una bajada del 0,7% en julio de 2017, al igual que en el mismo mes de 2016. Por componentes, los precios de los servicios aumentaron un 0,7%, misma variación que un año antes; los de los BINE disminuyeron un 3,7%, dos décimas menos que en julio de 2016 (-3,9%); los de la alimentación registraron una variación nula, frente al aumento del 0,6% de un año antes; y los precios de los productos energéticos retrocedieron un 0,6%, tras la caída del 1% de julio del año pasado.

Dentro del grupo de alimentación, los precios de los alimentos no elaborados registraron en julio de 2017 una tasa intermensual del -0,4% (2,1% en el mismo mes de 2016), y los de los alimentos elaborados del 0,1% (-0,1% un año antes).

La tasa interanual del IPC aumentó en julio en nueve comunidades autónomas, se mantuvo en tres y disminuyó en las cinco restantes. Los mayores repuntes se produjeron en las tasas de inflación de Cataluña, País Vasco y Principado de Asturias (dos décimas todas ellas, hasta el 1,9%, 1,7% y 1,3%, respectivamente), y las mayores bajadas en Región de Murcia y Canarias (dos décimas ambas, hasta el 0,9% y el 1,5%, respectivamente).

La tasa interanual del IPC a impuestos constantes se situó en julio en el 1,5%, al igual que la del IPC general.
El INE ha publicado asimismo el IPC armonizado (IPCA) correspondiente al mes de julio de 2017, cuya tasa de variación interanual se sitúa en el 1,7%, una décima superior a la de junio. Por su parte, la tasa adelantada por Eurostat para el conjunto de la zona euro fue del 1,3% en julio, igual a la del mes anterior, resultando un diferencial de inflación para España respecto a la zona euro de 0,4 puntos, una décima superior al de junio.