lunes, 19 de noviembre de 2018     Síganos en:      

Costa Digital

El hospital Santa Ana recibe la acreditación Nivel Oro de la GNTH por su lucha antitabaco

06 de mayo del 2018

Imprimir Noticia | Comentar esta noticia

El hospital Santa Ana recibe la acreditación Nivel Oro de la GNTH por su lucha antitabaco


Andalucía sigue dando pasos en su lucha contra el tabaquismo, consolidándose a nivel internacional, como lo demuestra la acreditación Nivel Oro que recibirán cinco hospitales de la sanidad pública andaluza el próximo mes de junio. La Global Network for Tobacco Free Healthcare Services (GNTH), una asociación de carácter independiente, sin ánimo de lucro y cuyo objetivo es endurecer el control del tabaquismo, convertirá así a estos hospitales andaluces en referentes internacionales en un acto que tendrá lugar en Italia (Bolonia) y al que asistirán servicios sanitarios de todo el mundo. La entrega de las acreditaciones se desarrollará dentro de las actividades previstas en la 26ª Conferencia de la International Network of Health Promoting Hospitals & Health Services (HPH).

Los centros que serán acreditados con Nivel Oro son el Hospital Reina Sofía (Córdoba), el Hospital Santa Ana (Motril) y los hospitales de Alta Resolución de Utrera, Sierra Norte y Écija, pertenecientes a la Agencia Sanitaria Bajo Gualquivir. Se trata del máximo reconocimiento que otorga esta asociación, confirmando la consecución de importantes avances por parte de los centros hospitalarios andaluces en el desarrollo de los estándares establecidos por esta organización internacional.

Para los centros premiados el proceso ha supuesto un trabajo arduo, que ha culminado con la presentación y defensa de sus candidaturas ante un jurado integrado por expertos de diferentes países, el cual ha destacado el alto nivel de los centros andaluces presentados y las líneas que deben seguir para los próximos años. La acreditación Nivel Oro supone una alta responsabilidad para los centros reconocidos, que se comprometen a seguir luchando contra una adicción que sigue siendo uno de los problemas de salud pública más importantes a nivel mundial, ya que es la principal causa de morbilidad y de mortalidad prematura evitable.

Las acciones desarrolladas por los centros hospitalarios andaluces se enmarcan en el Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía (PITA), puesto en marcha en 2005 por la Consejería de Salud con el objetivo de disminuir los efectos perjudiciales del tabaco en la población andaluza, coordinando todas las actuaciones necesarias para prevenirlo y abordarlo con procedimientos de efectividad probada, incorporando medidas novedosas para vincular a toda la sociedad en la lucha frente al tabaquismo.

Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo

Bajo la influencia del Plan Integral de Tabaquismo, nació en 2010 la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo (RASSELH), cuyo objetivo es el desarrollo en común de medidas activas en el control y prevención de este hábito, a través del intercambio de estrategias de buenas prácticas para el control del tabaquismo.

Esta red andaluza está integrada a su vez en la Global Network for Tobacco Free Health Care Services (GNTH), de cuya junta directiva forma parte desde 2015 y en cuya organización participan servicios sanitarios a dos niveles: por un lado, existen redes regionales y nacionales, entre las que se encuentra la RASSELH, así como otras redes de 17 países (Irlanda, Suiza, Noruega, Suecia, Australia, Corea del Sur, Taiwan, Estados Unidos, entre otros); y por otro lado, miembros asociados, tales como Egipto, Georgia o Rumanía.

Actualmente la RASSELH cuenta con 426 servicios sanitarios participantes (41 hospitales y 385 unidades de atención primaria), así como 24 organizaciones de distintos ámbitos, además de los Colegios Oficiales de Farmacia de todas las provincias andaluzas. De estos participantes, 51 están acreditados en el Nivel Bronce y 13 en el Nivel Plata, acreditadas desde la propia comunidad autónoma bajos los criterios y estándares de la GNTH. Entre los estándares evaluados se encuentran el compromiso de la directiva del centro para mantener su compromiso de lucha contra el tabaco, la labor de comunicación y sensibilización de la población, la formación de profesionales, el diagnóstico de personas fumadoras y el apoyo de programas de deshabituación tabáquica, el mantenimiento de espacios libres de humo, la promoción de salud entre trabajadores del propio hospital, el trabajo con la comunidad y la evaluación y supervisión continua del proceso.