miércoles, 19 de septiembre de 2018     Síganos en:      

Costa Digital

La Guardia Civil interviene 21000 plantas de cannabis sativa durante el mes de junio

05 de julio del 2018

Imprimir Noticia | Comentar esta noticia

La Guardia Civil interviene 21000 plantas de cannabis sativa durante el mes de junio

 La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial a 52 personas a lo largo de este pasado mes de junio en la provincia de Granada por cultivar cannabis sativa y elaborar marihuana, y por delitos de defraudación de fluido eléctrico al tener enganches ilegales a la red eléctrica.

La Guardia Civil ha intervenido 21022 plantas de cannabis sativa y 46,9 kilos de marihuana en 25 actuaciones realizadas en las localidades de Atarfe (2), Vegas del Genil (3), Otura (3), Fuente Vaqueros (3), Santa Fe (3), Las Gabias (2), la Zubia (2), Gójar (2), Cúllar Vega (2), Churriana de la Vega, Guadix, Láchar, y Chuchina.

Las operaciones más importantes tuvieron lugar en:

Atarfe, donde el pasado día 6 de junio, en el marco de la operación Rotavátor 2, la Guardia Civil se incautó de 12195 plantas de cannabis sativa, la mayor aprehensión de marihuana de este año 2018 en la provincia de Granada.

Durante la explotación de esta operación la Guardia Civil detuvo a 24 personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública por cultivo de droga y por defraudación de fluido eléctrico.

También en Atarfe el pasado día 11 de junio la Guardia Civil descubrió una nave industrial en el polígono La Ermita donde se cultivaban de manera ilegal 1008 plantas de cannabis sativa.

En Gójar, por otra parte, el pasado día 22 de junio la Guardia Civil realizó dos actuaciones contra el tráfico de marihuana donde se intervinieron 46,9 kilos de marihuana y fueron detenidos dos individuos como presuntos responsables de un delito contra la salud pública.

La Guardia Civil ha contado en todas las intervenciones con la colaboración de técnicos de Endesa para la detección y desmantelamiento de los enganches ilegales a la red eléctrica.

La compañía eléctrica Endesa y la Guardia Civil colaboran de forma permanente en la detección de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar no sólo el suministro para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad