jueves, 15 de noviembre de 2018     Síganos en:      

Costa Digital

Fin de semana cultural

09 de noviembre del 2018

Imprimir Noticia | Comentar esta noticia

Fin de semana cultural


La agenda cultural para este fin de semana se abre este viernes con doble propuesta. Por un lado, desde las 19,30 horas,  en la sala de conferencias de la Casa de la Cultura, el catedrático Francisco Herrrera Triguero hablará sobre “Inteligencia artificial: realidad y ficción”. ¿Qué pueden hacer los robots dentro de 15 años?.

Alan Turing, afirmaba en un artículo científico de 1950 que existiría inteligencia artificial cuando no seamos capaces de distinguir entre un ser humano y un programa de computadora en una conversación a ciegas.
Parece que la profecía de Turing está cada vez más cerca y, sin embargo, se plantean muchos interrogantes acerca de las consecuencias de la implementación de esta tecnología en la sociedad:
 ¿existen los límites en la revolución robótica?,
 ¿es posible aplicar la ética a los avances tecnológicos?,
 ¿superará la inteligencia artificial a la humana?
 ¿Qué sucederá con la automatización creciente de puestos de trabajo?
 ¿Las máquinas inteligentes nos reemplazarán o trabajaremos en equipo con ellas

Y sobre estos interrogantes hablará el catedrático de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial, en la Universidad de Granada, Francisco Herrera, a las 19:30 h.en la Sala de Conferencias de la Casa de la Cultura de Almuñécar dentro del ciclo de coferencias que organiza la Biblioteca Municipalde la localidad

Teatro

La segunda propuesta es teatral y llega de la mano de la joven compañía malagueña “Aula Negra Teatro” compuesta por actores formados en la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga,  en la que se encuentra el joven actor sexitano, Jaime González Torres, y    que presentará la obra “El ruido de los huesos que crujen”, con adaptación de la obra de Suzanne Lebeau,  bajo la dirección de Blanca Vega.

Este primer montaje profesional de la compañía, El ruido de los huesos que crujen es una adaptación de la obra de Suzanne Lebeau, bajo la dirección de Blanca Vega. Una propuesta de riesgo en formato circular. No es una obra comercial, ni cómoda. Los actores hacen un intenso trabajo lleno de matices y de sinceridad, según adelantan desde la producción.

La sobriedad casi espartana de la dirección escénica ha pretendido dosificar equilibradamente las emociones y tensiones, sometiendo al público a rodear y a sentir la respiración de los actores en el mismo escenario. Una producción seria, distante de la comercial, donde el público entra en el juego de un Teatro emocionado.  La obra aborda los efectos de los conflictos armados y la utilización de menores durante los enfrentamientos. Elikia de 13 años y Joseph de 8, encuentran el coraje para intentar escapar y cortar la cadena de violencia, que engendra más violencia.

Blanca Vega y su Poética del Teatro Emocionado, sustentada por la interpretación de unos magníficos actores y los acertados acordes musicales de Mario Salas, que acentúan las transiciones y la sugestión espacial, hacen que un público, ya implicado en la atmósfera,  no se atreva a levantarse una vez terminada la función.

Un teatro de medio formato que pretende la proximidad entre el actor y el espectador. Un tipo de teatro imprescindible en estos tiempos de inmediatez y efectos especiales, de fastuosidad y de vacío en los espectáculos comerciales. El ruido de los huesos que crujen es un texto duro, intenso, crudo y directo a la vez que nos enfrenta a una realidad insoportable, pero cuyo conocimiento es necesario.

Para el sábado, a las 20 horas,  se anuncia el concierto de Harley Daniels  que vuelve al auditorio de la Casa de la Cultura, con una amplia muestra de música country.

El domingo cierra el programa del fin de semana en Almuñécar, el grupo musical “Coverland” con un concierto donde no faltará la música pop, rock y  funky.