viernes, 20 de septiembre de 2019     Síganos en:      

Costa Digital

Adios, Paulino / Tomás Hernández

20 de febrero del 2019

Imprimir Noticia | Hay 3 comentarios a esta noticia

Adios, Paulino / Tomás Hernández<br />

Venimos de “El Baena” y te hemos esperado y por primera vez no apareció tu imagen de arzobispo orondo, incluso cardenal, entrando por la puerta. Sabíamos que la espera era imposible, pero allí estábamos todos, esperando el milagro con la certeza de que no vendrías.

    Yo estoy ahora, en la quietud de la noche, recordándote. Reinaldo te ha llorado en la ternura frágil que lo habita. Te ha leído, en la iglesia, la elegía de Sijé. Me dijo: “Tomás, yo creo que a él le gustaría, ¿qué te parece?” “Tu corazón, Reinaldo, sea tu guía”. El pueblo, entero, fue a decirte adios.

    Luciano, ese colega grande, abandonó su barco y apareció en la barra de “El Baena”. Le dolía tu ausencia esa primera noche y refugio buscó en la amistad. Algo de ti aprendió. Y Joseíco, el grande, que no entiende estos trajines de la muerte.

    Y poco más, Paulino. Conocí a tu familia esta mañana; la prima Rosa de tanto corazón como  elegancia.
   
    No hay nada que decir, querido. Te fuiste a la gallega con la misma modestia en que llegaste. Aquí dejas mil corazones llenos de recuerdo y de ternura. No sabes lo que te estás perdiendo. Miro a “Enero” que no sabe tu pérdida. Afortunado él.

    La tierra que pisaste, te sea leve. Adios, hermano, qué pena que no sepas el amor que sembraste.

Tomás Hernández.