viernes, 20 de septiembre de 2019     Síganos en:      

Costa Digital

El PP tacha de “mentiroso compulsivo” a Benavides y le acusa de haber despilfarrado el dinero de los almuñequeros 

20 de mayo del 2019

Imprimir Noticia | Hay 6 comentarios a esta noticia

El PP tacha de “mentiroso compulsivo” a Benavides y le acusa de haber despilfarrado el dinero de los almuñequeros 

La contabilidad del gobierno de Benavides en 2009, 2010 y 2011, se cerró en 2013, que es cuando se da cuenta al ministerio de Hacienda de la deuda de Almuñécar. Por tanto se reconoce en 2013, pero la deuda es del gobierno de Benavides de los años anteriores.
 
El Partido Popular ha salido al paso de las acusaciones de Juan Carlos Benavides con respecto a la deuda municipal. Benavides sostiene que ha sido durante el gobierno de Trini Herrera, según los datos que se desprenden del ministerio de Hacienda, cuando ha aumentado la deuda municipal de Almuñécar.

“Nada más lejos de la realidad”, explica el teniente alcalde de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Almuñécar, Antonio Laborda. “Benavides y sus gobiernos fueron tan nefastos y tan dañinos para los almuñequeros y herradureños que encima de disparar la deuda municipal a más de 50 millones de euros, ni siquiera fueron capaces de cerrar la contabilidad municipal y enviarla al ministerio de Hacienda y al Tribunal de Cuentas antes de irse. Lo tuvimos que hacer nosotros”.

Laborda explica que por ese motivo el aumento de la deuda municipal lo recoge el ministerio de Hacienda en 2013, “porque es cuando nosotros cerramos la contabilidad de los años de gobierno de Benavides y lo enviamos al ministerio de Hacienda”. Por tanto, “aunque es en este año 2013, cuando se da cuenta al gobierno central de la deuda municipal de Almuñécar, sin embargo es deuda de los años 2009, 2010 y 2011 de los gobiernos del despilfarro de Benavides”.

El artículo habla de que el Ayuntamiento está intervenido y que el actual gobierno no hace referencia. Antonio Laborda, reflexiona extrañado, “si lo hemos dicho hasta la saciedad. Por la deuda creada esos años del gobierno del Sr. Benavides estamos intervenidos. No hemos parado de decirlo. Por eso precisamente el ministerio nos obligó a subir el IBI, que no es una decisión del gobierno municipal, sino una consecuencia de los gobiernos del despilfarro del Sr. Benavides”.

Explica el concejal popular que la nota de prensa habla de que el gobierno elude informar sobre la firma de préstamos. “Esto también lo hemos dicho hasta la saciedad”, enfatiza Laborda, que explica que son préstamos públicos acogiéndose al Plan de Pago a Proveedores “para pagar las facturas que nos encontramos en los cajones cuando entramos”. El edil sexitano ha señalado que fueron “préstamos para ayudar a familias de almuñequeros y herradureños que habían prestado servicios al Ayuntamiento y vendido material y el gobierno de Benavides los asfixió sin pagarles”. Antonio Laborda ha recordado casos de “cientos de almuñequeros que estuvieron a punto de irse a la ruina por no cobrar sus facturas con el Ayuntamiento y gracias a que nos acogimos al Plan de Pago a Proveedores, muchas de ellas salieron adelante”.

Laborda expone que “no cuenta el Sr. Benavides en la nota de prensa, que además de la deuda que heredamos por su nefasta gestión económica de los recursos públicos, muchas personas, empresas y familias se quedaron en la estacada y sin cobrar. También nos dejó una pella en sentencias de juicios condenatorios que los hemos tenido que pagar nosotros. Cobraron y se gastaron los adelantos de convenios urbanísticos irrealizables y que no estaban programados, que también lo hemos tenido que devolver nosotros”.

Laborda ha lamentado que “lo peor de todo esto es que ellos lo saben e intentan confundir a la gente de esta manera”. “A Dios gracias”, -explica Laborda, las personas en Almuñécar y La Herradura le conocen a él y nos conocen a nosotros. Saben quién miente y quiénes decimos la verdad”.

Finaliza Laborda, emplazando a “todos los vecinos que quieran venir al Ayuntamiento a conocer de primera mano la verdad y ver las cuentas con sus propios ojos, que vengan. Yo mismo les acompañaré, porque esa es otra de las garantías del gobierno del PP, las cuentas clara, limpias y transparentes”.