martes, 10 de diciembre de 2019     Síganos en:      

Costa Digital

AIUP hace pública su primera alegación al PGOU

14 de noviembre del 2019

Imprimir Noticia | Comentar esta noticia

AIUP hace pública su primera alegación al PGOU


La coalición de Adelante Izquierda Unida Podemos ha registrado su primera alegación al PGOU, con la que según señalan buscan cambiar la zona para suelo industrial prevista en la Aprobación Inicial del Plan de Urbanismo y destinar esa zona para uso residencial.

Esta alegación, junto a otras que dicen se van a presentar en los próximos días, es el fruto de cuatro reuniones de trabajo en las que han participado medio centenar de afiliados a Izquierda Unida y Podemos. Aunque Adelante comparte las líneas generales del nuevo Plan de Urbanismo, hay aspectos de la propuesta que no acaban de convencer y en ese sentido el propósito de estas alegaciones es mejorar el documento inicial.

A su entender, desde la aprobación del PGOU en 1987, la zona industrial prevista en el P-3 no ha sido desarrollada. En estos años, esta parte de la ciudad, conocida como La Paloma, ha visto alterada su configuración al permitirse la construcción de numerosos edificios dedicados a vivienda.

Desde Adelante afirman que la convivencia de las viviendas con algunos almacenes ha generado problemas de ruido y tráfico que han dado lugar a quejas vecinales reiteradas.

Francisco Fernández, portavoz de Adelante, señala que la ciudad es un espacio vivo en constante evolución. “Los problemas, planteamientos y propuestas de 1987 no tienen por qué ser los mismos”.

En Adelante Almuñécar piensan que el P-3 no es actualmente el lugar adecuado para ubicar el uso industrial. Por ello, desde la coalición de izquierdas hacen las siguientes propuestas:

Primero. Fijar el uso residencial (viviendas) para el P-3 (La Paloma).
Segundo. Dedicar a uso industrial, de servicios y comercial los terrenos situados junto al Polígono de Taramay, entre el Barrio de San Juan y el Morro de la Albina.

Con esta medida, comenta el concejal de Adelante, pretenden evitar el trasiego de vehículos pesados en la entrada del pueblo, con el consiguiente perjuicio para los vecinos de la zona, y, además, concentrar el uso industrial en la misma ubicación que tiene el actual polígono.

“Entendemos que es la propuesta más lógica y esperamos que la alegación sea aceptada. Los vecinos lo agradecerán”, concluye Francisco Fernández.