martes, 10 de diciembre de 2019     Síganos en:      

Costa Digital

Se presenta "Almuñécar en la Guerra de la Independencia" de Nicolás Antonio Fernández

02 de diciembre del 2019

Imprimir Noticia | Comentar esta noticia

Se presenta


El sexitano, Nicolás Antonio Fernández, de profesión registrador de la propiedad y sobresaliente investigador de la hisoria de Almuñécar, lleva tiempo en una labor harto complicada que es la de traer a la luz los aspectos económicos, sociales y hasta urbanísticos de la ciudad, debido principalmente a la complicada busqueda de documentos existentes sobre el acaecer histórico de la ciudad y que convierte la misma en un enrevesado puzzle. Un puzzle que paso a paso el autor va deshaciendo con anteriores obras como la biografía de Seiajas Lozano o su Almuñécar Ilustrada.

Y tras su estudio "Almuñécar Ilustrada", erudito manual sobre el Almuñécar de finales del Antiguo Régimen en el periodo de fundación y desaparición de la Real Sociedad económica de Amigos del País de Almuñécar que abarca los reinados de Carlos III y Carlos IV, ahora llega a las librerías este "Almuñécar en la Guerra de la Independencia. El Alcalde de Otívar", libro que ofrece una visión panorámica acerca del sexenio bélico en la comarca sexitana. Profundiza en el conflicto y analiza las instituciones de la época. A través de los documentos conservados se narra el enfrentamiento con el invasor francés y, asimismo, las diferencias ideológicas entre españoles, con un perfil protagonista del alcalde de Otívar y guerrillero Juan Fernández Cañas. Por primera vez, el relato contempla la intervención de la Marina inglesa en la liberación de la ciudad y los ecos de aquella lucha de poder entre patriotas y afrancesados, que llegan hasta las Cortes de Cádiz.


En esa línea, destacan por su novedad los conflictos entre las autoridades, los problemas con el Pósito, la beneficencia en el hospital, el declive del convento de la Victoria, la vigilancia de las playas y el control del contrabando, la dramática situación financiera municipal, las inquietudes agrícolas por el cambio de ciclo económico, las actividades sanitarias y las educativas, entre otras cuestiones. Sobresalen algunos aspectos desconocidos sobre Juan Fernández Cañas, antes, durante y después de la guerra, así como la versión inglesa acerca de la liberación de Almuñécar y su territorio, que tuvo una cierta repercusión en la prensa y las crónicas navales británicas.


No obstante, Fernández añade en su obra un prologo cuyo inicio debería hacer pensar al lector, y si éste es político más, sobre la inercia general hacia nuestra Historia local al señalar lo siguiente: "El bicentenario de la ocupación militar francesa ha pasado sin especial recuerdo entre los habitantes de Almuñécar. No causa especial extrañeza tal olvido, fiel a los precedentes de otras silenciadas efemérides en las décadas anteriores, como la concesión del título de ciudad y escudo a Almuñécar por la reina Juana I de Castilla y Carlos I, la creación del convento de San Francisco de Paula o de Nuestra Señora de la Victoria, las de la construcción del Pósito o la iglesia parroquial de la Encarnación, la gestación de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, la del fallecimiento de su cofundador y varias veces director fray Pedro de Torres, la fundación de la ciudad de San Felipe y Santiago del Bejucal en la isla caribeña de Cuba por el almuñequero Juan Núñez del Castillo, el nacimiento del jurista y político liberal Manuel de Seijas Lozano o del pintor Nicolás Ruiz de Valdivia, o la constitución de la Sociedad Azucarera Peninsular (y todo el inmenso patrimonio histórico azucarero, al parecer, incompatible con el atroz y especulador desarrollo inmobiliario), entre otras muchas ignoradas".


La obra se presenta el próximo viernes 6 de diciembre a las siete de la tarde en la Casa de la Cultura de Almuñécar.