miércoles, 16 de agosto de 2017     Síganos en:      

Costa Digital

Especial Hosteleía

Francisco I. Revisando un clásico

Ruta de ocio Más»

Desayuno con tapas

¿Estás de vacaciones? ¿Hoy no tienes que trabajar y te levanta tarde? En Almuñécar Gastronómica le proponemos un plan Más»

Una parada en La Barrica

A Antonio Ruiz Vargas le siguen llamando “El niño”, aunque hace tiempo que dejara de ser aquel aprendiz de camarero en su natal Salar, donde con trece años se inicio como currante. Y “El niño”, nos explica algunas claves de su establecimiento de La Herradura Más»

Costa Digital en La Trastienda

.
Más»

Ocio

Tendencias/Fin de semana

Imprimir Noticia

Jazz y cine y mucho Gustav Klimt por todos lados. La Sirena, en la bajos del paseo el Altillo, hace de la copa un género de culto, pues, aparte el excelente botellero de ginebras y whiskies muy en la línea con su aire chic que impuso égida en los años sesenta, da la oportunidad de paladear el líquido cinco estrellas y dejarse llevar por las imágenes de una película de Fellini o un impactante terror protagonizado por Bela Lugosi en una macropantalla al fondo del local.

Su propietario, Juan Guerrero y su Dj Javier hacen que la música sea un elemento primordial de este bar que ha sabido combinar una cúpula de estilo ibicenco con recia sillería de inspiración nouveau y detalles del más genuino pop. Desde Miller hasta la explosiva Diamanda Gala, pasando por el mas sofisticado Porter hasta el rock sinfónico de los sesenta tienen cabida en un local heredero de la antigua cafetería Sirena que estuviera situada en el mismo lugar.

Un dato a tener en cuenta es el diseño del cristal donde sirven sus copas, han abandonado el tubo clásico por singulares formas que hace más especial y distinta su presentación.

Las horas más concurridas son las de media tarde y ofrece un ambiente más relajado en sus noches.

Tiene terraza para pasar las tardes de invierno con un café o infusión y las más largas del verano al igual que sus noches con una copa larga o un dry martini. Y lo más importante, es que está a escasos diez metros de la playa.