viernes, 17 de noviembre de 2017     Síganos en:      

Costa Digital

Recomendaciones literarias de Librería Cabrera

Imprimir Noticia | Comentar esta noticia

Durante este mes de la mujer reseñamos algunos de los libros más destacados de nuestras estanterías

Delta de venus, de Anaïs Nin. Escritos a principios de la década de 1940 por encargo de un excéntrico coleccionista de libros que insistía en pedir «menos poesía» y descripciones más explícitas en las escenas sexuales, los relatos de "Delta de Venus" no vieron la luz hasta los años 1970. Ambientados en torno al París de la época e hilados por la aparición recurrente de personajes comunes de distinta importancia según cada cuento, ofrecen una visión libre de las relaciones humanas, en la que el erotismo y el ansia de placer no excluyen ni la belleza ni el sentimiento, ni la amistad ni la búsqueda de la autenticidad.

Vindicación de los derechos de la mujer, de Mary Wollstonecraft. Esta apasionada declaración de independencia de la mujer escrita por Mary Wollstonecraft hizo añicos el estereotipo de la dama dócil y ornamental, anticipando una nueva era de igualdad y consagrando a su autora como fundadora del feminismo moderno. A lo largo de la historia, algunos libros han cambiado el mundo. Han transformado la manera en que nos vemos a nosotros mismos y a los demás. Han inspirado el debate, la discordia, la guerra y la revolución. Han iluminado, indignado, provocado y consolado. Han enriquecido vidas, y también las han destruido. Taurus publica las obras de los grandes pensadores, pioneros , radicales y visionarios cuyas ideas sacudieron la civilización y nos impulsaron a ser quienes somos.

La caja de los deseos, de Sylvia Plath. Reconocida por su obra poética, Sylvia Plath fue también una brillante escritora de prosa. Esta colección de cuentos, ensayos y extractos de sus diarios destaca por su feroz concentración en el arte, la vitalidad de su inteligencia y los anhelos de su imaginación. En estos escritos encontraremos la temprana preocupación de Plath por los problemas derivados de las enfermedades mentales; los complejos procesos de la creatividad y, de manera destacada, una diversidad de temas que tienen la feminidad
como eje central.

Cuentos inquietantes, de Edith Wharton. Los cuentos inquietantes aquí reunidos, buena parte de los cuales han permanecido inéditos en castellano hasta hoy, lo son cada uno a su manera. Algunos se escoran levemente hacia lo sobrenatural, en la línea de los geniales relatos de fantasmas de Henry James, historias en las que el elemento ultraterreno sobrevuela la cotidianidad de modo casi imperceptible: sutilmente invasivo, tan evanescente en ocasiones que la duda atenaza al lector hasta el final provocándole una deliciosa inquietud. Y en otros (más desasosegantes si cabe, por cuanto prescinden de lo asombroso) el misterio se oculta en la propia mente, en las ambiguas actitudes de personajes que se nos antojan perturbadores gracias a la pericia de la autora para manejarse en los meandros de su psicología. Una auténtica obra maestra de lo oscuro que se esconde tras lo cotidiano.

La cigarra del octavo día, de Mitsuyo Kakuta. Agarra el pomo de la puerta. Está congelado como un trozo de hielo, una frialdad que parece advertirla de que ya no hay marcha atrás. Kiwako sabe que los días laborables, a partir de las ocho y diez de la mañana, el apartamento no está cerrado con llave durante unos veinte minutos. No hay nadie. En este intervalo dejan solo al bebé. Sin vacilar gira el pomo. No voy a hacer nada malo. Sólo quiero verlo un momento. Sólo me gustaría ver a su bebé; eso es todo. Después pondré punto y final. Lo olvidaré todo y empezaré una nueva vida. Kiwako pasa por encima de los futones para acercarse a la cuna. El bebé llora, mueve los brazos y las piernas. Tiene la cara roja. Kiwako alarga una mano temerosa, como si fuera a tocar un explosivo, y la mete por debajo de su espalda. Lo toma entre sus brazos. El bebé tuerce la boca; a pesar de sus ojos llorosos sonríe. Sí, claramente ha sonreído. Kiwako es incapaz de moverse, está paralizada. El bebé se ríe aún más, empieza a babear, a estirar sus extremidades con golpes secos. Kiwako lo abraza contra su pecho. Acerca la cara a su pelo suave, respira hondo para impregnarse de su olor. Kiwako murmura como si estuviera hechizada: Te protegeré. Voy a protegerte para siempre. En sus brazos el bebé juguetea como si la reconociera, como si la consolara y al mismo tiempo la perdonara. Kiwako se ha desabrochado el abrigo para meter dentro el bebé, como si lo envolviera. Después ha empezado a correr a ciegas. Desde ese día, Kiwako y el bebé robado vivirán una huida sin fin. La lucha desesperada de Kiwako por vivir su maternidad atrapa al lector sin que pueda abandonar la lectura hasta un final que se lee con un nudo en la garganta.

Más Noticias de Cultura

Se traduce al alemán "Se fue el Moral" de Felicia Hall

.

Prosa y poesía este jueves en la Casa de la Cultura

.

Programa de la 38 edición del Festival de Jazz de Granada

.

El grupo 7D7 Teatro presenta este sábado en  La Herradura  la obra “Las mujeres los prefieren pachuchos”.

.

Este jueves se inicia el I Festival de Guitarra Flamenca Ciudad de  Almuñécar.

Será desde el jueves y hasta el sábado contando con David Caro, Miguel Ochando y Niño Josele  como guitarristas destacados en esta primera edición

Visitas guiadas para difundir el patrimonio arqueológico e histórico de Almuñécar

.

Buena acogida de la exposición colectiva de Arte Sur en la Casa de la Cultura de Almuñécar

La muestra reúne trabajos de cinco artistas y se podrá visitar hasta el 21 de octubre de lunes a sábado  y en horario de mañana y tarde

El colectivo Arte Sur de Almuñécar inaugura este viernes una exposición colectiva

La muestra se podrá visitar hasta el 21 de octubre de lunes a sábado  y en horario de mañana y tarde