martes, 10 de diciembre de 2019     Síganos en:      

Costa Digital

El Magazine

Diseño exclusivo en Puerta del Mar 12

06 de marzo del 2014

Imprimir Noticia | Comentar esta noticia | Compartir la noticia

Estilo/J Celorrio

Almuñécar abrirá, previsiblemente antes de 2015, un nuevo local de ocio que adapta un antiguo supermercado, ubicado en el paseo Puerta del Mar 12, de ahí el nombre del local, a un espacio destinado a la restauración y las copas con el diseño más vanguardista del momento, pero sin olvidar el toque marinero en su interiorismo.

Puerta del Mar 12 será el nombre de este nuevo centro, que contiene zona de restauración, bar y chill-out en su parte superior, y que incorpora a Almuñécar y la Costa Tropical a la guía de los complejos de ocio más exigentes del momento con la firma de grandes diseñadores internacionales.

Según la memoria expositiva del proyecto, al que ha tenido acceso costadigital.es,  el local se diferencia en dos espacios.

El primero va destinado a zona bar-tapas-café, y se configura con una gran barra a distintas alturas pero unida como si fuera una gran hoja de alga que se ondula y retuerce. En este espacio se podrá tomar desde un desayuno en la mañana, un aperitivo en el mediodía, un almuerzo informal, mediante tapas elaboradas tipo gastro-bar, un café de tarde, etc…

En opinión de los diseñadores este espacio cubre un amplio abanico de servicios, sin que tenga que entrar a funcionar el restaurante, pero abierto a la cocina, mediante dos puertas orrederas funcionando como show cooking en las horas del mediodía.

El segundo espacio, destinado a restaurante, esta separado de este primero mediante una gran bodega refrigerada de cristal para que el vino expuesto sea visible desde los dos espacios. Este restaurante podrá usarse cuando se desee o lo necesite el negocio.

Para su distribución, se han creado distintos espacios en cuanto al tipo de mobiliario. De esta manera se crea unos pequeños reservados, realizados con cubos de madera, que separan totalmente al comensal del resto del local, pero si le permiten tener mas intimidad.
Al fondo del espacio se formará un banco de asiento corrido muy moldeable, ya que se puede mover las mesas para hacer grupos de dos, cuatro, seis, etc… .

En el centro del local se crea un espacio mas hogareño, con sofás y mesas independientes, una idea mas tradicional del concepto restaurante.
Hay un tercer espacio destinado a la zona de recepción de cliente y acceso a ascensor de subida a terraza.

En cuanto a la decoración, se intenta recrear un especial fondo marino, donde conviven los clientes bajo un techo ondulado a forma de mar en calma, solo interrumpida por una gran onda que recoge la zona central de la barra del gastro-bar. Esta gran onda la produce una serie de lámparas a forma de gotas de agua.

Los materiales propuestos para este interiorismo, tienen una gran relación con el mar, el suelo es una piedra caliza de visión muy arenosa como fondo marino, los reservados del restaurante, realizados en madera maciza, muy natural en cuanto a su textura, recuerdo de las pequeñas embarcaciones pesqueras. Las lámparas siempre con una intención muy orgánica, asemejan grandes corales como en la recepción, gotas de agua de distintos tamaños en los reservados, y cuatro grandes redes de pescador de las cuales cuelgan cientos de pequeños cristales, que por efecto de la luz recordarán a las gotas de agua que escurren de las redes cuando son sacadas del mar.

En la tras-barra del bar convivirán reproducciones antiguas de peces con dos paneles de onix iluminado, que por efecto de la veta de este material recuerda un agua calmada y quieta.

Fotos sobre maqueta