martes, 10 de diciembre de 2019     Síganos en:      

Costa Digital

Especial Tiempo Libre

Lo que siempre te has preguntado sobre la Micropunción Cutánea

. Más»

Un día de levante

. Más»

La Ventura. variaciones sobre el Salmorejo

Variaciones sobre la receta tradicional Más»

Fotos de la Semana Santa

Las fotos que Costa Digital realizó durante los desfiles procesionales sexitanos de 2011 Más»

Turismo activo

La Herradura lidera el turismo de buceo en la Costa Tropical

Imprimir Noticia

Son muchos los que desconocen que las palabras mar y sol, aparte sus objetivos de playa y vacaciones, conllevan diferentes actividades donde el placer y la aventura pueden estar presentes. Hay quienes, lejos de sombrilla y bronceadores, quieren vivir su ocio de diferente manera y convierten sus vacaciones en una experiencia donde el deporte y el conocimiento se alían para proporcionar perspectivas diferentes de ese lugar del litoral al cual hemos elegido como destino. A este respecto Almuñécar y La Herradura ofrecen al visitante numerosos ejemplos alternativos para hacer de las vacaciones un atractivo viaje entre historia y naturaleza. Y en este último aspecto quizás sean los deportes náuticos los que en verano ofertan mayores posibilidades para el visitante que lejos del fragor de las playas agosteñas busca en la calma del mar y sus profundidades el auténtico sentido a las vacaciones estivales. Debido a ello que cada vez proliferen más las escuelas de buceo en nuestro litoral con instructores que conciertan visitas guiadas a los fondos marinos, guardando las medidas de seguridad correspondiente, para quienes deciden sumergirse buscando esas otras alternativas y experiencias.

Nuestros fondos

La costa sexitana ofrece, para quienes deciden la práctica del buceo, zonas submarinas de evidente interés con fondos y fauna diversa, con aguas de calidad y una orografía que permite bucear los 365 días del año al existir zonas específicas que están protegidas para las corrientes marinas de poniente o de levante. Entre las zonas más atractivas destacan las de la Punta de la Mona y Cerro Gordo, con mayor importancia la primera debido a tener más calado en su fondo y un habitat en su entorno con concentración variada de fauna entre la que se encuentra congrios, morenas, pulpos y gran cantidad de vida adherida a sus acantilados. Uno de los atractivos, para quienes eligen sumergirse en nuestras aguas, es la existencia de grandes ejemplares del pez luna conocido como  mola-mola y la variedad de coral llamada dendrofilia ramea.  El director de la Estación Náutica vuelve a incidir en la perentoriedad de que se persiga más la pesca furtiva de esta zona, al entender se esquilma la existencia de piezas de gran volumen, que asegura las hay, y responsabiliza a los propietarios de restaurantes que son quienes adquieren este tipo de pesca. El mero por ejemplo, sigue contando, ha desaparecido o se encuentra en muy contadas ocasiones en zonas muy profundas y los pulpos de gran volumen cada vez escasean más. Pellejero opina que la instalación del Parque Subcuático, que se extenderá desde los peñones del Santo en la playa de San Cristóbal hasta la de Cantarriján, acabará con las embarcaciones de rastreo y posibilitará la regeneración de los fondos marinos.


Los datos económicos

La actividad subacuática puede llegar a ser un importante factor para la generación de empleo. Actualmente hay creados unos cuarenta puestos de forma directa y no están determinados los que se crean de manera indirecta, aunque desde la dirección de la Estación Náutica se baraja un porcentaje alto en cuanto a la actividad económica que las escuelas de buceo generan en el municipio; esto en gran manera provocado por la clientela de las mismas que de nivel medio alto suelen utilizar los servicios de hospedaje y restauración del entorno, y de igual manera realizan compras. Actualmente se calcula una incidencia en el sector global de visitantes que recibe Almuñécar en más de 8.000 que lo hacen exclusivamente para hacer prácticas de buceo y se cuantifica en unas 4.000 inmersiones la media anual que realiza cada uno de los cinco centros que legalmente hay constituidos en el municipio.
Por el momento la estación con mayor flujo de submarinistas es el verano que se alarga desde junio hasta octubre; pero con un importante incremento los fines de semana durante el invierno y la época de navidades. El origen de los usuarios nacionales es Madrid, Sevilla y Málaga. Esta última provincia proporciona un porcentaje importante de clientela a los centros de buceo del municipio y en particular de turistas procedentes de la Costa del Sol que prefieren los fondos tropicales para las actividades de inmersión. En cuanto al resto de Europa son los ingleses quienes realizan más inmersiones, seguidos de alemanes y holandeses.

Un curso de aprendizaje tiene un coste económico de unos de 360 euros que incluye el material de prácticas, las clases y la tramitación de la titulación. Los instructores, todos federados y con titulación emitida por las escuelas oficialmente reconocidas para hacerlo, deben guardar todas las precauciones que este deporte conlleva, y tener una estricta vigilancia sobre las actividades que el grupo a su cargo realiza para que en ningún momento conlleve un deterioro medioambiental o cualquier otra acción que ponga en peligro a cualquier especie de la fauna autóctona. Existe una prohibición expresa de que se hagan inmersiones sin contar con la titulación correspondiente, si esta no está acompañada por el correspondiente instructor.
El gasto medio que supone la compra de un equipo de buceo está en torno a los 1200 euros y consta de traje regulador, chaleco hidroestático, regulador, aletas, gafas y elementos de control como el profundímetro o el manómetro para controlar la presión de aire en la botella.
    
¿Conocemos los nativos nuestros encantos?

Ya lo advertía el novelista Wilkie Collins en su excelente intriga decimonónica “La dama de blanco” sobre la poca influencia que el paisaje, por muy espectacular que este sea, tiene entre quienes están acostumbrados a su presencia, cuyo único interés lo suscita los factores económicos que estos pueden depararle. El literato ingles consideraba que esa actitud era consustancial al alma humana y que por el contrario la admiración por un paisaje, un atardecer o cualquier otro fenómeno o accidente de la naturaleza era producto de la educación y la sensibilidad artística. Todos los datos de los centros de buceo de Almuñécar y La herradura apuntan a que efectivamente los nativos no son lo que se dice un factor importante del buceo de la zona y, a este respecto, podían hacerse campañas municipales para acrecentar el interés por la actividad y fomentar el conocimiento de un paisaje tan propio aunque de no tanta accesibilidad.