sábado, 07 de diciembre de 2019     Síganos en:      

Costa Digital

Le proponemos una ruta para disfrutar de La Herradura en sus horas nocturnas

04 de julio del 2009


Tapas, cenas, copas y estrellas para un recorrido estrecho y largo


No se amontone, ya que tiene un verano largo por delante o al menos doce fines de semana para disfrutar y conocer esta bahía llamada la perla de la Costa Tropical, y sin duda una de las más espectaculares de todo el Mediterráneo.

Nosotros le proponemos el recorrido de una tacada, pero esto no impide que usted decida como y cuando visitar los distintos sitios que le señalamos en esta ruta que iniciamos al anochecer y finalizaremos a la madrugada, y que tiene vocación de abierta puesto que la iremos ampliado a lo largo del verano. Ante todo advertirles que La Herradura tiene un servicio de taxis permanente (958-63 00 17) por aquello de si bebes no conduzcas. Aunque, bien es verdad, que la ruta que indicamos discurre en torno al paseo de Andrés Segovia y recorrer sus lugares, deambulando de aquí para allá, es una manera de apreciar la profundidad de los proverbiales cielos estrellados que abovedan la bahía.

Supongamos que el día de playa le ha dejado extenuado. La noche cae y el cuerpo necesita hidratarse por dentro y por fuera antes de la cena. Recuerde que está anocheciendo y contemplar un atardecer en La Herradura es algo que recomendamos especialmente. Nada mejor que empezar la noche desde la terraza del clásico Luciano con un primer vislumbre de gente guapa que ofrece la nocturnidad herradureña. Gin tonic o un cubata de marcas para saborear ese panorama de la bahía con los colores encendidos del atardecer sobre la línea del mar que va del fuego del sol y que desliza desde el parque natural de Cerro Gordo desplegando rosas nacarados hasta violentos calderas que se diluyen en celajes cárdenos sobre el horizonte.

Tras este espectáculo le ofrecemos dos opciones: tapas o cenas. Si le apetece un tapeo abundante tiene en las cercanías dos opciones. Por un lado Las Brujas donde degustar su carta de tapas que va desde las castizas patatas bravas a seis opciones distintas donde elegir; sin olvidar que también cuenta con una cocina mediterránea y un variado surtido de minibocadillos sucedáneos de aquellas mediasnoches clásicas. Las Brujas suele sorprender con alguna queimada y, por qué no, alguna bruja misteriosa de noches mágicas puede convencerle que la magia existe. También, desde su terraza, puede seguir observando como las estrellas empiezan a brillar sobre el firmamento o sobre algún cuerpo que las refleja. Nunca se sabe donde puede saltar la liebre, ni cual el sexo de los ángeles. Pero sigamos la ruta de la tapa.

La Barrica, en la plaza de La Herradura, es otra opción donde los productos ibéricos son el sentido esencial y primordial de su gastronomía le recomendamos la presa, el secreto o un solomillo ibérico para ir poniendo serio el estómago. Tampoco hay que olvidarse del corte al jamón de Antonio, también llamado “El niño” por su corta edad cuando empezó en la hostelería, que hace especial ese palo en La Barrica, al igual que su bodega, considerada como una de las mejores de la zona. A pie de barra sus tablaqs de ibéricos o roscas rellenas.

Pero si usted ha elegido cenar a mesa y mantel y encima no perder ripio de lo que se mueve por el mar de luces de la bahía, le tenemos dos opciones preparadas. La primera el Restaurante Jannot que ofrece distintas alternativas nocturnas: su tapeo de barra con el pescaito frito del día o sus patatas a lo pobre con el huevo frito incrustado, también excelente la típica pipirrana del terreno o sus saladitos hacen boca para más pausadamente, y en su terraza del paseo de Andrés Segovia, hacer provecho de una lubina a la brasa, un entrecot o un solomillo acompañado de ensaladas naturales. Jannot es uno de los sitios donde ver y ser visto y desde donde empezar la ruta nocturna de la bahía.

La segunda de nuestras sugerencias se encuentra a pocos metros del Jannot y ofrece otra de las especialidades más apetecibles de las noches veraniegas: la pasta. La cocina de El Realengo recuerda a aquel mítico restaurante Gades de la madrileña Conde de Xiquena: la pizza de pasta fina con los rellenos habituales, los espaguetis carbonara al dente o el ossobuco se hacen imprescindibles en una noche que promete ser larga y hasta con posibilidades de ser muy distinta a cualquier otra. El Realengo cuenta con una espléndida terraza elevada sobre el paseo de Andrés Segovia donde finalizar la cena con alguno de sus postres

Y ahora toca desplazarnos a la zona de poniente donde las copas mandan. Imprescindible visitar La Cochera donde, como dice su publicidad, todo es posible de la mano de Fran y Antonio. Si ya la decoración es un espectáculo, no menos lo es la variedad de su clientela. La Cochera admite cualquier definición, porque su espacio así lo impone. Distintos rincones componen este lugar ecléctico en decoración y ambientes donde bailar, mirar, ligar y hablar son alternativas perfectamente viables. Sus más de veinte años de funcionamiento no le restan frescura a un sitio que es esponja de tendencias y desde que abrió va sumando clientela que hace posible un amplio abanico de público y edades. Sus actuaciones en vivo, los fines de semana, ponen un toque pop a toda la zona y es de imprescindible cita en las noches herradureñas.

Muy cerca nos encontramos con Enigma, antiguo Buba, que promete más de una sorpresa para este verano 2009. Pero esto acaba de empezar y prometemos ampliar esta guía en sucesivas entregas.






 

Artículos de Opinión

En primera persona. Memorias del “Antigua Sexi”

Tomás hernández

    En aquel instituto los pasillos eran un largo barandal que daba a los patios de recreo, sobre las copas de los árboles, nísperos, palmeras, aguacates. En aquel instituto no había pasillos ni clases encerradas y la luz del mar entraba por todas partes.

    Allí haría amigos de lealtad y charlas después de las reuniones (consejos, claustros, seminarios) en la barra de un bar. Sin muchos [...]  Más»

Las campanas doblan por ti

José María Sánchez Romera


    Cuando el poeta inglés John Donne escribió el poema que termina con la frase que encabeza este artículo, Hemingway recogió otro de sus versos para su novela “Por quien doblan las campanas”, ambientada en nuestra Guerra Civil, nos quería decir con luminosa sencillez que no pensemos que todo lo que no nos ocurre en primera persona resulta intrascendente para nuestra vida. Hoy, fuera de Cataluña, oímos [...]  Más»

¿Quo Vadis?

Max Estrella

Vuelvo a permitirme la licencia de utilizar el titulo de una película, para encabezar o titular mi pequeña reflexión de hoy. Mas que nada me interesa la traducción del titulo al castellano, ¿A donde vas? Y yo añadiría “triste de ti” como decía la famosa canción también relacionada con el cine...y se la haría al PSOE de Almuñécar, un partido fundado hace mas de cien años, que siempre [...]  Más»

El Relato

Tomás Hernández

Algunas modas verbales tienen un éxito rutilante y casi siempre efímero. Sería larga la lista de palabras y expresiones en desuso que, sin embargo, fueron tan usadas por todos durante tanto tiempo.

    Hoy la palabra de moda es “el relato”. No hay día en que no la leamos en los titulares de los periódicos o la oigamos en las tertulias, en las declaraciones de personajes públicos [...]  Más»

La Bóveda

Elena Navas



El Paseo por la Historia de hoy, más que paseo es una auténtica excursión, porque para realizar la visita de hoy vamos a tener que hacer auténtico senderismo, además de ir bien preparados, porque hay nada más y nada menos que 15 km de distancia, que vamos a recorrer caminando por un sendero con fuertes pendientes, pero muy bonito, ascendiendo poco a poco, en dirección al [...]  Más»

¿Votar? No, muchas gracias. Mi poder es mío

Isaac Cabrera Bofill


Cada cierto tiempo el pueblo es llamado a las urnas con el propósito de elegir gobierno y afianzar aún más los cimientos de esta falsa democracia en beneficio, por supuesto, de la élite. Digo falsa democracia porque es imposible negar la evidencia. Si han leído la novela de George Orwell, 1984, recordarán que el gobierno totalitario estableció y desarrolló la neolengua, una forma de manipular el lenguaje [...]  Más»