miércoles, 20 de septiembre de 2017     Síganos en:      

Costa Digital

Camarón de la Isla, el tiempo de la leyenda / Juan Bolivar

12 de julio del 2017

Imprimir Noticia | Comentar esta noticia

Camarón de la Isla, el tiempo de la leyenda / Juan Bolivar<br />

Hace 25 años en un hospital de Badalona murió el hombre y nació el mito, el fenómeno Camarón que ha trascendido el tiempo y la memoria, tan viva como aquel caluroso y triste día de julio en que a los 42 años lanzó su último quejío, encarnación del duende que siempre poseyó.

Su paisano José Oneto lo describía como “tímido, introvertido, supersticioso, autodestructivo y no consciente de la leyenda que se había creado a su alrededor”. Efectivamente en estos días yo recordaba aquel 12 de agosto de 1985 en el que el cantaor actuó en el Parque el Majuelo sexitano junto al gran Fosforito, todavía tengo la grabación casera  que logré hacer con  un viejo radiocassete. Camarón no estaba en su mejor momento, venía deteriorado físicamente por un accidente reciente,  no obstante los muchos aficionados gitanos vestidos con sus mejores galas que habían bajado de Granada a escucharlo, ya que lo divinizaban, y todos los que acudimos a aquella velada flamenca nos fuimos con la sensación de asistir a una liturgia única, excelsa, saboreando las esencias de la genialidad que solo algunos elegidos poseen.

En este 25 aniversario de su muerte se ha programado este próximo sábado un concierto en ese mismo lugar que Camarón actuara hace más de 30 años , y una pléyade de artistas van a tributar su reconocimiento a este artista excepcional, único, singular que fue querido por los viejos y venerado por los jóvenes ya que supo aunar la tradición del flamenco con un espíritu de renovación que ha hecho que en un país de eternos bandos su cante fuera adoptado por todos y haya conquistado el parnaso que muy pocos alcanzan,

Cuando murió el mundo del flamenco se quedó huérfano por eso vamos a desear larga vida al mito Camarón para que siga presente y que la pureza de su arte siga prendida en la eternidad de las fuentes del cante que parecían secas y él supo rescatarlas.

 Se dice que Camarón se fue demasiado pronto, se calló en la flor de la edad  pero lo cierto es que su voz vive después de muerto porque es inmortal y como dice el periodista García Reyes, el cantaor de la Isla “duerme al ras de la memoria, sigue siendo un martillazo de voz en el agua”.