viernes, 17 de agosto de 2018     Síganos en:      

Costa Digital

Como cada tres de febrero vuelven las rosquillas de San Blas

01 de febrero del 2018

Imprimir Noticia | Comentar esta noticia

Como cada tres de febrero vuelven las rosquillas de San Blas


Desde muy temprano panaderos y feligreses volverán este sábado tres de febrero a la iglesia del Salvador en Almuñécar para la tradicional bendición de las llamadas roscas de San Blas que se lleva a cabo en la mañana de este 3 del segundo mes del año.

Ni se sabe el porqué de la tradición ni su origen, aunque hay quien apunta que siendo San Blas protector de la garganta puede que el pan sea en la liturgia uno de los elementos esenciales de la misma, y que este al ser tragado haga el efecto de bendición y sanación por el que el santo es venerado.

En el País Vasco, por ejemplo, las roscar van ensartadas en un cordón, que una vez bendecido se deberá llevar al cuello hasta que este se caiga por el uso.

La tradición de festejar al santo se repite en muchos lugares de la geografía nacional con distintas ceremonias, la de la bendición del pan en forma de rosca es una de ellas, pero en Sandoval de la Reina, durante la misa, se besa el relicario que la contiene con el fin de buscar en el santo protección para los males de garganta; esperamos tenerles este día muchos años más.

San Blas, muerto 316 d.c., fue obispo de Sebastes (hoy Sivas, en Turquía) y mártir. Cuando el emperador romano Licinio comenzó la persecución de los cristianos, Blas corrió hasta ser capturado y por negarse a renunciar a su fe, le quitaron la piel con peines de acero para la carda o limpieza de la lana y fue decapitado.

Cuenta la leyenda que Blas salvó en una ocasión la vida de un niño que se estaba asfixiando por culpa de una espina. De este relato proviene la costumbre católica de bendecir las gargantas el día de la festividad de San Blas, el 3 de febrero. Además se le considera el santo patrón de los cardadores de lana debido a la forma en que fue martirizado.

Y como muestra de refranero concluimos con el que dice:

En febrero, el primer día, San Ignacio es el que guía,
el segundo Santa María, y después viene San Blas;
y despedirse muchachas hasta carnaval.