miércoles, 21 de febrero de 2018     Síganos en:      

Costa Digital

La Guardia Civil interviene más de 7300 plantas de cannabis sativa durante el mes de enero

03 de febrero del 2018

Imprimir Noticia | Comentar esta noticia

 La Guardia Civil de Granada ha puesto a disposición judicial a 37 personas a lo largo de este pasado mes de enero por delitos contra la salud pública por cultivar marihuana, y por delitos de defraudación de fluido eléctrico al tener enganches ilegales a la red eléctrica.

La Guardia Civil ha realizado 20 intervenciones contra el cultivo ilegal de cannabis sativa en las localidades de Gójar, Fuente Vaqueros, Pinos Puente, Cijuela, Santa Fe, Huétor Vega, La Zubia, Albolote, Dúrcal, Láchar y Purchil.

Las operaciones más importantes han tenido lugar en:

Gójar, donde el pasado día 11 de enero la Guardia Civil de Maracena y la Policía Local de esa localidad intervinieron 874 plantas de cannabis sativa.

En una urbanización de Dílar donde el pasado día 18 de enero agentes de  la Guardia Civil localizaron una plantación de cannabis en una vivienda de lujo e intervinieron 793 plantas.

En Huétor Vega, donde la Guardia Civil intervino el pasado día 23 de enero 760 plantas de marihuana y puso a disposición judicial a 6 personas por cultivo de droga.

En Loja , donde el pasado día 8 de enero la Guardia Civil intervino 667 plantas de cannabis sativa en una operación en la que fueron detenidas 2 personas e investigadas otras tres de un mismo clan familiar. En esta operación la Guardia Civil también se incautó de dos escopetas de caza, una pistola y munición para estas armas.

Y en La Zubia, donde el pasado día 29 de enero la Guardia Civil localizó una plantación con 760 plantas.

La Guardia Civil ha contado en todas estas actuaciones con la colaboración de técnicos de Endesa para la detección y desmantelamiento de los enganches ilegales a la red eléctrica.

La compañía eléctrica Endesa y la Guardia Civil colaboran de forma permanente en la detección de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar no sólo el suministro para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad