lunes, 15 de octubre de 2018     Síganos en:      

Costa Digital

Mujer con alcuza / Ángeles García-Fresneda

11 de marzo del 2018

Imprimir Noticia | Comentar esta noticia

Mujer con alcuza / Ángeles García-Fresneda


Cuando explicaba a mis alumnos este poema, quizá el más conocido de Dámaso Alonso, los invitaba a seguirme en una primera lectura “mirando”, desde el exterior,  a la anciana encorvada que entra y sale del tren y —descompuesta su figura en planos como si se hubiera escapado de un cuadro cubista— camina entre ‹‹zanjas recientes,/y tristes caballones,/de humana dimensión, de tierra removida,/de tierra/que ya no cabe en el hoyo de donde se sacó››; va envuelta en uno de aquellos chalesdesteñidos y lleva una alcuza en la mano. El silencio en el aula era absoluto e inevitable la emoción: el ritmo del poema se armonizacon la conmoción de la mujer, que es símbolo de la angustia existencial del ser humano en todo tiempo y en una circunstancia histórica concreta: nuestra inmediata posguerra y la II Guerra Mundial.
Poema de ‹‹Hijos de la ira›› (Madrid, 1944), que fue un hito en la rehumanización de la poesía y el primer libro de protesta “humana, política y cósmica” salido de la pluma de uno de los pocos escritores que no se habían exiliado. Su autor tenía entonces cuarenta y seis años y estaba ya considerado como el intelectual más completo de la Generación del 27. En la entrevista que le hizo J. Soler Serranoel sabio, ya octogenario —abrumado por el peso de su propio currículum—, empieza a quitarse importancia y a dársela a su esposa, Eulalia Galvarriato (otra de las mujeres instruidas del 27; he leído su obra principal, ‹‹Cinco sombras››, que fue finalista del Nadal: aunque con un estilo anticuado inspirado en el realismo montañés de Pereda, escribe bien;pero no conviene que nos volvamos locas, señoras:el genio era el marido, qué le vamos a hacer),como colaboradora en los estudios de San Juan de la Cruz y Góngora y, bueno, lo de saberse los más de dos mil peliagudos versos de las Soledades, tampoco tenía  importancia: en 1928 en el bar Sevilla, de Granada, Lorca llamó al camarero y en vez de algo para beber le pidió las ‹‹Soledades›› y el hombre las recitó de memoria,dice don Dámaso, tan bien como Alberti y como yo.
Como no tuvieron hijos, el matrimonio donó casi todo lo que tenía a la RAE,que él dirigió durante catorce años, para ayudar en la financiación del Diccionario de usos, el Histórico y la Gramática. Empiezo a pensar este artículoen una visita reciente a la biblioteca de 40.000 volúmenes y miles de separatas, fotografías, cartas, manuscritos etc…que se trasladaron de su casa a una sala junto al salón de actos de la institución. Pido permiso para hacer unas fotos y, amablemente, me lo permiten.
‹‹Ah, por eso esa mujer avanza (en la mano, comoel atributo de una semidiosa, su/ alcuza/), abriendo con amor el aire, abriéndolo con delicadeza exquisita››. Salgo casi de noche y no puedo explicarme cómo Carmen —la criada que inspiró a D. Alonso la mujer con alcuza— pudo dejar de trabajar en la casa de unas personas tan afectuosaspara regresar con “su señora”, que, por cierto,como una noche la llamó y no la oyó, laabandonó en un asilo de Murcia donde murió sola al poco tiempo. Imagino que la acompañarían al tren y que la dejarían en el andén con sus pertenencias: un hatillo, una alcuza…Era muy vieja y se le habían muerto todos los familiares y conocidos. Les dijo que su“señora”le había escrito una carta, que la necesitaba (las mujeres, las madres mediterráneasdivinizadas, siempre con estas dependencias emocionales) y el poeta que iba a inmortalizarla la miraría subir al tren, en el gesto la insoportable fidelidad de los perros. Subo por la Carrera de San Jerónimo; me lío la cabeza en la bufanda al cruzarme con unas chicas que van de despedida de soltera y que tienen aspecto de no haber estudiado la literatura a través de los textos. Miro de reojo el frontón neoclásico del Palacio de las Cortes donde duermen las virtudes civiles encarnadas en doncellas semidesnudas de inspiración greco-romana.
Es todo muy complicado.