miércoles, 26 de septiembre de 2018     Síganos en:      

Costa Digital

El testigo inverosímil / Tomás Hernández

26 de mayo del 2018

Imprimir Noticia | Comentar esta noticia

El testigo inverosímil / Tomás Hernández<br />


Alegrarse del mal de otro es un sentimiento insano, pero que la justicia persiga y condene la impunidad de la delincuencia es imprescindible.

La reciente sentencia sobre uno de los apartados de la Gurtel define las declaraciones de los testigos durante el proceso como inverosímiles. Figuran entre esos testigos Arenas, Álvarez Cascos, Garcia Escudero y el presidente Rajoy. El presidente afirmó con sonrisa de suficiencia que su responsabilidad en las campañas electorales que dirigió, era sólo política. El presidente no sólo estuvo inverosímil, fue también arrogante. Esa altanería resultaba hiriente y despectiva al negar la evidencia y menospreciar la verdad.

Hay un relato de Borges del que tomo el adjetivo para titular estas palabras. Se llama ese relato “El impostor inverosímil Tom Castro”. No se puede hablar del argumento, ni siquiera del asunto, porque se destriparía el misterio. Es un relato magnífico y pertenece al libro “Una historia universal de la infamia”.

Rajoy es, dicen los jueces, un testigo inverosímil como Arthur Orton, que así se llama el personaje del cuento de Borges, La sentencia sobre la Gurtel ha transformado a Rajoy de un testigo inverosímil en un presidente inverosímil. Y él lo sabe.

Tomás Hernández.