domingo, 25 de junio de 2017     Síganos en:      

Costa Digital

Denuncian  un nuevo “atentado medioambiental” en El Altillo, con la tala de una decena de árboles

10 de febrero del 2012

Imprimir Noticia | Hay 3 comentarios a esta noticia

La Asociación de Mujeres Ecologistas Sexitanas (AMES) han denunciado lo que llaman un nuevo "atentado" a la naturaleza en Almuñécar, por parte del área de Medioambiente del Ayuntamiento.
La denuncia viene provocada por la tala en el paseo del Altillo de una decena de plantas, concretamente ficus, situadas junto a los accesos a los aparcamientos, que se habían plantado una vez se realizó la cubierta del parquing allí existente.
Las mujeres sexitanas señalan que dichas plantas formaban parte fundamental del paisaje y consideran que todo se debe a una “política de devastación de los espacios verdes” que está llevando a cabo el actual equipo de Gobierno en el municipio sexitano
Así, este colectivo de mujeres apunta que la nueva tala es otro episodio incomprensible, “como han sido las talas efectuadas en la calle Pablo Iglesias, "donde el responsable del área, Luis 'Atila' Aragón levantó todas las palmeras de la acera para llevarlas a un terreno particular (lo que podría constituir un delito de prevaricación y/o malversación de fondos públicos), o la desaparición de los cocoteros que había en la Cuesta de la Iglesia, junto al ayuntamiento; unos árboles que tenían 25 años y que se habían traído en su momento de Cuba. O las talas de ejemplares de palmeras en varias calles de Almuñécar y La Herradura, absolutamente innecesarias, que evidencian la incompetencia del concejal responsable".
Para las Mujeres Ecologistas Sexitanas, "es intolerable esta política del gobierno local, de arrasar con los espacios verdes para sustituirlos por hormigón, y menos en un 'municipio turístico' como Almuñécar que pone en peligro los valores medioambientales que han caracterizado a la capital turística de la Costa Tropical".
No obstante el responsable de la Concejalía de Medioambiente, Luis Aragón (PA), ha querido hace algunas puntualizaciones a esta información, sosteniendo que las actuaciones medioambientales de poda, tala o traslado de vegetación que se están realizando en Almuñécar están estudiadas y responde a las indicaciones de los servicios técnicos municipales.
En cuanto a la actuación en el paseo del Altillo, Aragón indica que “son efectivamente diez plantas  que estaban rompiendo la tela asfáltica de las jardineras que las contenía y, que como en la Asociación Ecologista deben saber, estas plantas de mucha raíz estaban plantadas en jardineras insuficientes para contenerlas y por tanto afectan a la propia cubierta del parquing existente”. 
A este respecto, Aragón añade, que “cualquier verdadero ecologista y cualquier perito en jardinería sabe que el ficus no es la planta más recomendable para su plantación en jardineras y mucho menos sobre un espacio de las características del aparcamiento existente en dicho paseo, ya que el carácter abrasivo de sus raíces provoca el deterioro de la instalación como viene ocurriendo”.
Esto, al entender del concejal, “quiere decir que esas plantas estaban mal puestas, ya que no puede haber plantas de ese portante sobre un aparcamiento”. “Desgraciadamente”, se lamenta el concejal, “esa situación pasará también en los aparcamientos de Velilla y San Cristóbal donde se ha plantado lo mismo y de la misma manera”. 
Aragón, para concluir, apostilla que “tiene narices que la AMES diga que son emblemáticas unos ficus plantados hace ocho años y que en su momento no dijesen nada de la tala de los plátanos del paseo del Altillo o un algarrobo centenario que se encontraba en la Punta de la Mona”.