La revista de Almuñécar y la Costa Tropical

Ali & Ava (2021, Clio Barnard) / Isaac Cabrera Bofill

 

Carpeta J. Celorrio

La sociedad actual es cuanto menos paradójica. Llegados a un punto de no retorno en el que estamos hiperconectados mediante el uso excesivo de las nuevas tecnologías y las redes sociales, los seres humanos nos sentimos más solos que nunca, aislados cada uno de nosotros en mundos que construimos a nuestra medida. Gritamos, pero no hay eco que nos responda; Lloramos, pero nadie nos abraza u ofrece su hombro; Reímos, pero es de pura ansiedad por miedo a ser desterrados. Un zoo en el que los animales usan filtros para tapar sus miserables vidas. A este paso, el siglo XXI será recordado como el siglo de la pose y el gran vacío que acabó engullendo la poca dignidad que nos quedaba.

Ali (Adeel Akhtar) es un hombre tristemente solitario que sobrelleva su existencia regalando a sus allegados la mejor parte de sí mismo. Muestra una vitalidad contagiosa, pero sabemos que es su arma contra una soledad expansiva con la que el espectador más sensible puede sentirse identificado. Ava (Claire Rushbrook) es su trabajo y una mochila de recuerdos con la que debe cargar mientras intenta no derrumbarse ante sus hijos, una mujer cuya mirada es sinceridad poética. Ambos personajes están atrapados como moscas en una tela de araña tejida con relaciones familiares y sociales insubstanciales y quemadas por el paso del tiempo. Un buen día Ali y Ava se conocen, dando origen a una relación que se irá estrechando poco a poco a través del gusto por la música, la otra gran protagonista; Una unión que ambos usarán para huir del yermo en el que sus almas se están pudriendo por una soledad no escogida. Las interpretaciones de Adeel Akhtar y Claire Rushbrook son todo un acierto y en parte también se debe a que son dos actores no muy conocidos en la gran pantalla.

Marina Playa

Ali y Ava son dedos que hurgan en nuestras heridas no cicatrizadas, que tenerlas las tenemos y vamos acumulando. Son la viva imagen de una verdad que prevalece, el amor todavía existe y más fuerte si cabe cuando dos polos opuestos deciden unirse, dejándose llevar sobre una pequeña barcaza donde los gestos, las miradas y los silencios dicen mucho más que todo lo que después se pueda decir. Sí, la película de Clio Barnard es cine social, pero con una capa de barniz para suavizar las diferencias sociales, los posibles conflictos, los prejuicios y las distintas formas de entender la vida. Todo tiene un aire de positividad para no dejar un mal sabor de boca al espectador. Está claro que la película busca abrir una puerta hacia la esperanza, ese es el mensaje y la gran diferencia si comparamos ‘Ali & Ava’ con otras películas del cine social británico. Pongamos como ejemplo a Ken Loach, cuya filmografía es mucho más cruda. Reconozco que algunas de sus películas me ponen de muy mala leche.

En definitiva, Clio Barnard ha escrito y dirigido una cinta llena de realismo humano en la que lanza varias cuestiones sin perder el equilibrio, lo que es sumamente difícil de conseguir. No son pocas las películas que acaban siendo un desastre por querer tratar varios temas y ninguno a la vez. Afortunadamente no es el caso de ‘Ali & Ava’, confirmando así que Clio Barnard y lo social van de la mano. Y si no me creen, vean ‘The Selfish Giant’ (2013) o el documental ‘The Arbor’ (2010).

Isaac Cabrera Bofill
Lcdo. Ciencias Políticas y de la Administración

También podría gustarte