Cuidado con tus compras por internet

shoppingint
Facebook
Twitter
WhatsApp

 

La Guardia Civil, en el marco de la operación Payzu, ha puesto a disposición judicial en calidad de investigado a un individuo de cincuenta años de edad, sin antecedentes policiales, como presunto autor de nueve delitos de estafa cometidos a través de un conocido portal de anuncios de compraventa de internet.

El investigado es lo que se conoce como una “mula informática”, es decir, una persona que quiere ganar dinero rápido a través de internet, que es captada por una organización criminal y que se presta a recibir el producto estafado, revenderlo y enviar el dinero ya blanqueado, una vez descontada su comisión, al cabecilla de la organización en Nigeria, ya sea a través de Western Union o mediante criptomonedas, como en este caso.

Las estafas se cometen de la siguiente manera. El estafador se pone en contacto con la persona que pretende vender algo a través de un conocido portal de anuncios, acepta el precio de venta sin regatear y acuerda con él que el pago del producto lo hará a través de la aplicación Wallapay. Inmediatamente después el vendedor recibe un correo electrónico supuestamente procedente de esta aplicación en el que se le indica que el pago se ha hecho pero que el dinero se encuentra retenido hasta el producto sea enviado. Dicho correo electrónico parece original, y para darle mayor verosimilitud los estafadores le incorporan además el logotipo de la Guardia Civil con el siguiente texto: “Esta operación está siendo controlada por la Guardia Civil”.

Otras técnicas empleadas son la de enviar correos a la víctima suplantando a conocidas empresas de paquetería para que realice un pago suplementario para formalizar el envío; o simulan ser el propio portal de anuncios y le dicen a la víctima que el comprador ha ingresado más dinero del solicitado y piden su reembolso.

El vendedor, en la creencia de que todo está bien, devuelve el dinero que supuestamente ha cobrado de más o envía el producto y el que lo recibe es una de las “mulas”. La “mula” recibe el dinero en su cuenta o el producto que le envía el vendedor y se encarga posteriormente de revenderlo en el mercado de segunda mano, ya sea en tiendas de compraventa o nuevamente a través de internet, y de enviar el dinero obtenido, menos su comisión, al cabecilla de la red.

Los agentes del Equipo de Delitos Tecnológicos de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Granada han averiguado que el investigado recibió nueve teléfonos móviles que luego revendió por seis mil euros y que, una vez descontada su comisión, transformó el resto del dinero en criptomonedas y las envió a Nigeria.

Recomendaciones

Internet se ha convertido, sobre todo en estas últimas semanas por culpa del confinamiento obligatorio y el cierre de los comercios tradicionales, en un sitio habitual de compra, por lo que hay que aumentar las precauciones, por lo que la Guardia Civil recomienda:

Desconfiar de precios mucho más bajos al del mercado.
Fijémonos en la barra de direcciones del navegador y huyamos de las páginas que no hayan sido certificadas digitalmente por una entidad autorizada
La Guardia Civil no revisa las transacciones de compraventa, por tanto, nuestro logo no debe aparecer en ninguna de estas webs asegurando que así se hace.
No facilitar DNI ni fotografías.
No facilitar datos bancarios.