La revista de Almuñécar y la Costa Tropical
Luna Nueva

Dayme Arocena este jueves en Jazz en la Costa

 

Carpeta J. Celorrio

El venerado pionero Mulatu Astatke es el músico más veterano en el programa de la edición 2022 de Jazz en la Costa. El patriarca. Su presencia en Almuñécar levantó mucha expectación previa, agotando las entradas, y luego, al final, al público de sus asientos para ovacionar al músico etíope de 78 años. Su concierto fue una de las varias exclusivas únicas para este festival de todo el verano jazzístico español.

Astatke tocó principalmente el vibráfono, pero periódicamente se movió en una fila de percusiones (congas, bongos, timbales), e incluso se acercó al teclado, y el piano, en medio de una multitudinaria banda de músicos mayormente británicos, incluido un chelista, instrumento poco frecuente en esta escena. En El Majuelo repasó su carrera, desde finales de los 60 y principios de los 70, cuando Astatke comenzó a fusionar escalas folclóricas etíopes tradicionales con un vocabulario de jazz estadounidense, diseñando una nueva forma musical que, sin embargo, conectaba elementos reconocibles. A pesar del calor inmisericorde, el longevo músico salió a escena con una chaqueta de cuero y una bufanda con los colores de la bandera de su país.

Desde el primer momento la banda emanaba una energía concentrada, visiblemente inspirada por su líder, que, rodeado de sangre fresca, manifestaba un envidiable entusiasmo juvenil. A su vez Astatke alentaba los solos para sus músicos, mientras alternaba su propio vibráfono con el set de percusiones. En directo alargaron las versiones de estudio con interesantes variaciones estructurales y mucho solismo. Partiendo de unas bases ondulantes, de efecto hipnótico, caso de trance, las piezas iban creciendo lentamente y enriqueciéndose con las intervenciones individuales. ‘Yèkèrmo Sèw’, de la película ‘Broken Flowers’ fue un momento especial, por familiar, sin embargo la suite formada por ‘Kulum-Azamari-y Chichcica’ ofreció la paleta completa de colores y dinámicas de la denominación de origen jazz etíope. No faltó su otro hit ‘Yegelle Tezeta’, camino casi del funk con un órgano de club y bola de espejos, y le robó el alma a la audiencia con ‘Motherland’ un casi bolero hermosísimo.

Ejerciendo de respetuoso director, Mulatu presentó cada tema, y en cada uno mencionando al músico de la banda que tendrá un papel protagonista. Al margen de individualidades la banda es la que le acompaña desde hace años, con lo que la compenetración fue intuitiva e impecable. Una gran familia para un gran concierto. Al final una gran ovación manifestó el respeto al esfuerzo de un gran sabio de la música del ‘planeta tierra’. Y hasta se le perdonó que tras 100 minutos de actuación, no concediera un muy solicitado bis.

DAYMÉ AROCENA BAND

 

Marina Playa

Actuación Jueves, 21 de julio. Parque El Majuelo. 22h

Formación pendiente de confirmar

Su excepcional voz y la extraordinaria capacidad para generar una bella alquimia de jazz, R&B y música afrocubana, impregnada de un sonido único, legitiman a Daymé Arocena como una de las más emocionantes jóvenes artistas de la escena musical contemporánea de Cuba.

Cantante, compositora y directora de coro, la cantante se inició en la música a muy temprana edad, y tras completar su formación académica clásica, consciente de la escasa presencia de mujeres en el jazz, crea Alami, una banda integrada solo por mujeres, con la que inicia una extensa gira de conciertos. En uno de ellos, la saxofonista canadiense Jane Bunnett la anima a sumarse a su proyecto titulado Maqueque. Fruto de esta colaboración fue un disco de igual nombre y el premio Juno como Mejor Álbum de Jazz.

François Renié, director de Habana Cultura, la invita a participar en un disco de cantantes cubanas con disc-jokey de todo el mundo. Al escucharla, el productor Gilles Peterson la selecciona para que tres de sus temas se incluyan en el disco, y tras ello es reclamada para actuar en Londres en el lanzamiento del álbum Havana Cultura Mix: The Soundclash.

En 2015 edita el álbum Nueva era, que fue reconocido por la National Public Radio de Estados Unidos (NPR) como uno de los mejores 50 discos del mundo. Desde entonces ha publicado impresionantes y originales grabaciones, incluido el disco Cubafonía, mencionado como uno de los mejores álbumes de 2017 por The Arts Desk, entre otros medios.

El último trabajo de Daymé es Sonocardiograma, que presentó en el Festival Jazz Plaza de La Habana con un rotundo aplauso de crítica y público, y con el que viene por primera vez al Festival Internacional de Jazz en la Costa en un idóneo entorno tropical.

También podría gustarte