La revista de Almuñécar y la Costa Tropical

El gentilicio Sexitano/a / Elena Navas

 

Almuñécar conserva el nombre heredado de la ciudad musulmana, al-Munakkar, que significa “la protegida por colinas”… pero no siempre se llamó así.

Hace 3.000 años, unos barcos llegan a la costa de Almuñécar procedentes de Tiro, una ciudad fenicia situada en el otro extremo del mar Mediterráneo, donde actualmente está el Libano. En Almuñécar establecieron una colonia donde producían conservas de atún con las que comerciaban, acuñando monedas en las que escribían el nombre de la ciudad con alfabeto fenicio, por eso sabemos que Almuñécar en época fenicia se llamaba SKS. El alfabeto fenicio no tiene vocales y la escritura se inicia de derecha a izquierda.

La salazón de atún debió de ser una actividad muy importante, porque las monedas que acuñaban llevan dos atunes colocados en horizontal, uno encima de otro, dejando un espacio libre entre ellos en el centro, sonde se coloca el nombre de la ciudad; por la otra cara colocan la imagen del dios Melkar, que fué rey de Tiro. Por tanto, SEKS es el nombre de Almuñécar en época fenicia…pero no siempre se llamó así.

Hace 2.000 años, en época romana, las factorías de salazones y salsas de pescado (la famosa salsa garum), producidas en Almuñécar eran muy apreciadas en todo el Mare Nostrum, y en el comercio se utilizaban el mismo modelo de monedas fenicias y púnicas, pero ahora escritas con alfabeto latino, de manera que la ciudad pasó a llamarse SEXI, pero no porque la gente fuese muy atractiva y sexi, sino porque hablaban en latín. Las monedas romanas también llevaban la imagen de un dios en el reverso, la de Hércules.

Los romanos llamaron a esta ciudad: Sexi Firmum Iulium, que significa que Sexi fue leal a la dinastía Julia (gens), a la que pertenecía César y los primeros emperadores romanos, cuyo linaje vinculaban a Eneas, héroe de Troya y antepasado de Rómulo y Remo, fundadores de Roma. SEXI es el nombre de SEKS en latín, así que los sexitanos y sexitanas pueden estar orgullosos de tener un gentilicio tan antiguo.

También podría gustarte