El paro en enero se dispara a los 3.439 desempleados en Almuñécar

Restaurante Calabre

 

En Almuñécar, en enero de 2021, el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo ha sido 3.439 desempleados que supera en casi 900 personas (2.562) a las cifras de enero de 2020. la pandemia Covid sigue su efecto devastador en la economía y especialmente en sectores como la hostelería.

Restaurante Calabre

En el total de la provincia se registra 104.358 personas, 2.372 más que el mes pasado (2,33%), y hay 21.949 personas inscritas en paro más que hace un año (82.409), cuando aumentó el desempleo en 2.707 personas. En el análisis por sectores, ha bajado el paro en el colectivo de personas que buscan su primer empleo (-224) y en construcción (-109), pero ha aumentado en servicios (1.929) en agricultura (585) e industria (191). En cuanto a la contratación, durante este mes se han realizado en Granada un total de 38.810 contratos, 12.542 menos que en el mismo mes del año 2020 (51.352). Del total de contratos de enero, 37.332 han sido temporales, un 96,19%, y se han formalizado sólo 1.478 contratos indefinidos en la provincia de Granada, un 3,81% del total.

Juan Francisco Martín, Sº General de UGT Granada, opina que los datos de paro del mes de enero publicados hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal, correspondientes a la provincia de Granada, reflejan el impacto de la tercera ola de la pandemia y de las restricciones implementadas por el coronavirus, a lo que se le suma que enero es tradicionalmente un mal mes para el empleo por el final de la campaña de Navidad, aunque señala el freno que ha supuesto la prórroga de los ERTEs para que ese desempleo no haya ido a más, que junto con otras medidas de protección social, han conseguido evitar que esas cifras sean aún más dramáticas.

A diferencia de la crisis de 2009, explica el representante sindical, estos mecanismos han logrado evitar que la caída de la actividad se traduzca inmediatamente en mayor destrucción de empleo. Por eso, dice, la extensión de las medidas de ajuste temporal acordadas en la prórroga de aplicación de los ERTE hasta el 31 de mayo y el resto de medidas del escudo social, siguen siendo esenciales para proteger los empleos y el tejido productivo de nuestro país.

 

Te interesa