Granada y su provincia cierra su actividad comercial no esencial hasta el 23 de noviembre

botellongranada
Facebook
Twitter
WhatsApp

 

Andalucía trabajará con el sector de la hostelería, la restauración y el comercio en un plan de rescate para «amortiguar el golpe» de las restricciones impuestas a la movilidad para frenar el aumento de los contagios por coronavirus, ha avanzado hoy el presidente de la Junta, Juana Moreno.

En rueda de prensa tras presidir la reunión el comité de expertos, Moreno ha admitido que mañana la Junta se reunirá con representantes de dichos sectores para trabajar en un plan de ayudas a esos sectores damnificados por las restricciones a su actividad.

Tras apuntar que los ejes de dicho plan serán créditos blandos, ayudas directas y exenciones y bonificaciones fiscales, ha hecho un llamamiento al gobierno central, a los ayuntamientos y a las diputaciones para acordar conjuntamente un «gran paquete de medidas» para dichos sectores.

Andalucía se ha sumado hoy a otras regiones españolas al aprobar el cierre total de la actividad comercial no esencial en Granada y el cierre a las 18.00 horas en el resto de la comunidad durante dos semanas hasta el 23 de noviembre, entre otras medidas, con el fin de evitar que sigan subiendo los contagios por coronavirus.

Moreno ha explicado que es necesaria la colaboración de ayuntamientos ya que les corresponde una parte de la fiscalidad de la actividad comercial y también del Gobierno central porque «ante problemas comunes se requieren soluciones comunes», ya que hay más regiones con restricciones al comercio.

Ha recordado que Andalucía ha consignado en el proyecto de ley de presupuestos de 2021, que inicia esta semana su tramitación parlamentaria, una partida de 450 millones como reserva para hacer frente a las situaciones imprevistas derivadas de la pandemia.

El presidente ha vuelto a pedir la colaboración de todos los jóvenes como «aliados imprescindibles de esta batalla» y, en este sentido, ha apuntado que el 54 % de los contagios se producen en menores de 45 años que actúan como «transmisores del virus sin saberlo».

Por ello, ha hecho hincapié en la necesidad de cumplir las normas para «no poner en riesgo la vida propia ni la de los demás» y ha lanzado un mensaje de confianza en que estas medidas den su fruto y sirvan para demostrar que en Andalucía «con disciplina, unidad y voluntad se puede vencer al virus».