La Herradura contará a partir del mes de marzo con su primer museo histórico

6
Arrullo

 

 

Ha comenzado la cuenta atrás en el montaje y preparativos para hacer realidad el que será el primer Museo Histórico de La Herradura que irá ubicado en el Castillo de La Herradura. Un proyecto que se vio frenado el pasado año por el estado de alarma motivado por la pandemia. En concreto está previsto que se inaugure el día 19 de marzo, coincidiendo con la festividad de San José, fiesta local en el municipio sexitano y día grande en la localidad, según informó el teniente de alcalde y delegado de Turismo y Playas, Daniel Barbero.

La ejecución de este importante proyecto, cuantificado en su totalidad en 140.000 euros, pondrá en valor un bien patrimonial de extraordinaria riqueza monumental, dinamizando el municipio y el entorno con un espacio histórico que se sumará a la oferta turística y cultural del municipio sexitano, enriquecida con la puesta en valor y apertura de este museo.

“La idea es crear un contenido interpretativo, no ya del patrimonio construido, sino de la navegación y de la historia asociada a dicho patrimonio, tematizando la visita y contextualizando el acontecimiento histórico del naufragio de La Herradura, y principales hechos históricos de la localidad, creando de esta forma una visita adaptada a un público de perfil turístico y escolar. Mejorando la experiencia de visita y aumentando la oferta turística y cultural de la localidad”, manifestaba el teniente de alcalde de Turismo y Playas.

Por su parte, el teniente de alcalde de La Herradura, Juan José Ruiz Joya, se congratuló de esta iniciativa “porque sin duda será un revulsivo más para un destino turístico como el nuestro, además de promocionar un espacio histórico y aún poco conocido como es nuestro Castillo. Estoy seguro que este museo marcará, desde este año, un motivo más para visitar La Herradura y conocer mejor nuestra localidad con toda la oferta que atesora”, dijo Ruiz Joya.

CASTILLO DE LA HERRADURA

El Ayuntamiento de Almuñécar es propietario desde principios del año 2005 del Castillo de La Herradura, situado dentro del núcleo urbano del mismo nombre, restaurado por el equipo técnico de la Escuela de Estudios Árabes, dirigido por los doctores arquitectos, Antonio Almagro Gorbea y Antonio Orihuela Uzal. Durante el mes de marzo de 2011 se finalizaron la totalidad de las obras de restauración exterior e interior del propio Castillo, así como, los trabajos de acondicionamiento del entorno del recurso, dotándolo de todo el esplendor e infraestructura necesaria para su uso como antesala del propio monumento como de espacio ajardinado de libre acceso para los turistas, visitantes y residentes. En estos trabajos se realizaron también la señalización mediante la instalación de paneles con textos en español e inglés con la descripción de las distintas zonas que componen el Castillo; además de dotar a la fortaleza de 3 réplicas de cañones que fueron instaladas en la batería.

Esta “batería para 4 cañones”, se sitúa en la vega de la Herradura, en el margen izquierdo del río Jate, a unos 150 m de la playa. Hoy en día, la bahía de La Herradura es un lugar tranquilo y turístico, pero en el siglo XVIII la zona era escenario de incursiones y desembarcos de piratas y corsarios por ello, en 1764, Carlos III decretó la construcción de un castillo- fortín defensivo, el Castillo de la Herradura que se comunicaba con las torres vigía de Cerro Gordo y de la Punta de la Mona.

Durante el reinado de Carlos III, tras los consejos del Marqués de Valdecañas y el mariscal de campo Antonio Bucareli, se decide construir este fortín, con el fin de mejorar la defensa de la costa granadina, evitando así los desembarcos en la ensenada y asegurando el trabajo de los labradores del lugar. Este fortín de defensa contaba con efectivos de la Milicia Urbana, Caballería, Artillería y un capellán.

Este baluarte, defensivo y de vigilancia, fue utilizado por el ejército hasta el año 1839, año en que, una vez extinguida la piratería, fue cedido al cuerpo de Carabineros, cuya misión era garantizar la seguridad y vigilancia de las costas y fronteras, así como evitar el contrabando. Tras suprimirse el Cuerpo de Carabineros en 1940, fue ocupado por la Guardia Civil, que lo utilizó de casa-cuartel hasta el año 2003. Adquirido por el Ayuntamiento en 2005, encargó más tarde su restauración al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Angara Verano