La tigresa del parque de Peña Escrita se marcha a tierras alicantinas

Alrededor de las dos de la tarde de ayer viernes, la tigresa “Nerea”, uno de los pocos animales que van quedando en aquel intento de zoo que fue Peña Escrita, ponía rumbo a la provincia de Alicante y concretamente a APP Primadomus, su nuevo hogar de acogida.

Bajo estricto protocolo marcado por el veterinario Antonio Casas y tras mucho tiempo de trámites la tigresa era introducida en habitáculo especial del citado centro alicantino que con una comitiva de tres vehículos acompañados por técnicos y especialistas en animales salvajes. Con su marcha, tras diez años de estancia en la instalación, se cerraba un capitulo de animales felinos en el recinto del citado parque almuñequero que comenzaba hace casi una década. Si antes fueron los leones y leonas las que salieron de las instalaciones hoy, los cuidadores de la tigresa se despedían de ella no sin emoción tras todo este tiempo.

El concejal de Medio Ambiente, Luis Aragón, recordaba que la llegada de la tigresa a Peña Escrita fue mediante un contrato que se firmó con un particular en el que se podía quedar de por vida. La responsabilidad del Ayuntamiento era mantenerlo, aunque si criaba el propietario se las quedaba para él.

Aragón, que ha estado presente en todo momento durante la salida del animal del llamado parque de la naturaleza, y que incluso ha ayudado en el traslado de Nerea desde el recinto al vehículo, relataba que «todo el trámite para hacer realidad esta salida, ha sido laborioso, y por ello le querría dar las gracias al veterinario Antonio Casas, porque si hemos conseguido sacar a la tigresa “Nerea” de Peña Escrita, ha sido al trabajo extra que ha hecho para conseguirlo y que nos pudieran ceder la propiedad y nosotros pudiéramos ejercitar el traslado”.

Circunstancias en las que también ha incidido Antonio Casa que indicaba que hasta hace tres meses no se pudo conseguir su documentación y que ”han tenido que intervenir terceras personas hasta lograr que el propietario entregue la documentación y el CITES, pero es que, hasta ahora, no teníamos un sitio físico para llevar a Nerea”.

El edil de Medio Ambiente ha sido testigo, junto a medios de comunicación locales que quisieron asistir al acto, de todo el proceso llevado a cabo por el veterinario del complejo, Antonio Casas, quien señalaba, antes de entrar en la jaula para proceder al traslado, que el animal presentía que había alguna “novedad”: ”Me conoce y sabe que puede haber alguna actuación no agradable, pero la vamos a tratar los mejor posible. Para ello, además de la lectura del microchips, toma de sangre y todo el protocolo lo haremos lo más rápido posible”.

Visiblemente emocionado se encontraba el cuidador de Nerea, Julio, quien les advertía a los técnicos de APP Primadomus la comida favorita de Nerea: “le encanta los conejos, paletilla y jabalíes, entre otros”, dijo, mientras los técnico alicantinos y el veterinario Antonio Casas le pedían a Julio que se despidiera del animal porque estaban a punto de salir del parque sexitano.

En el parque de Peña Escrita de Almuñécar aún queda un oso, dos emures, cabras, orix… apenas un total de una veintena de animales.


Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email