La revista de Almuñécar y la Costa Tropical

Manifestamos nuestra honda preocupación por el futuro del acuífero / Francisco Fernández

 

 

Carpeta J. Celorrio

El Pleno de la corporación mostró su unanimidad este jueves 28 de abril para rechazar una moción de nuestro grupo que pedía renunciar a una recarga del acuífero con agua depurada del secundario.

Sin explicar sus argumentos, el gobierno municipal rechazó la moción de Unidas Podemos.

La portavoz del PSOE también rechazó la moción y aseguró, en una intervención llena de titubeos, excusas y contradicciones, que su grupo no quería recargar el acuífero con agua depurada sino solamente echar el agua de la depuradora al cauce del río.

El portavoz de Convergencia tuvo que explicar a su socia, Rocío Palacios, que si se echaba el agua al cauce del río era para que llegara al acuífero porque de lo contrario no tendría sentido alguno.

Fue el portavoz de Convergencia el único que se atrevió a llamar a las cosas por su nombre y se erigió en defensor de una recarga “inmediata” del acuífero con agua de la depuradora.

A nuestro juicio, la intervención del portavoz de Convergencia mostró la peor cara del populismo usando una demagogia y una falta de seriedad impropia de alguien que ha sido alcalde de este pueblo.

Hemos repetido innumerables veces que el acuífero hay que recargarlo con agua limpia, tal y como viene planteando nuestro grupo desde 2012. Y ya hemos dicho que nos da igual quien pague el agua, porque es una cantidad ridícula, tanto para la Junta como para el Ayuntamiento, pero el agua que metamos en el acuífero tiene que ser limpia.

Sorprende la demagogia de unos y otros acerca de este tema. Ahora quizá sea bueno recordar que cuando Fermín Tejero, concejal de IU, propuso esta recarga del acuífero, hace ya diez años, la portavoz del PSOE, Rocío Palacios, le dijo en público (hay testigos) que esa propuesta era un disparate. No sabemos qué opinarían de esa propuesta el resto de partidos porque ninguno se pronunció al respecto, pero lo cierto es que ningún grupo político apoyó esa propuesta de IU durante los años posteriores.

Ahora que todos los grupos, por fin, han asumido como necesaria esa medida propuesta por IU, ahora que la Junta ha aprobado hacerse cargo de llevar adelante esta recarga con agua limpia, sale Mancomunidad, con el apoyo tácito de todos los grupos a decir que el acuífero puede recargarse también con agua sucia de la depuradora. El argumento decisivo es que ese agua es gratis, y antes que tirarla al mar…

Marina Playa

Unidas Podemos no se opone por capricho a esta recarga con agua de la depuradora. Son los informes técnicos elaborados por el Instituto Geológico Minero los que nos hacen estar enfrente de esta medida. Porque nos da miedo. Exactamente así. Con esas palabras. Nos da miedo contaminar el acuífero de forma irreversible por ahorrar unos euros echando agua depurada en vez de agua limpia. Si los técnicos, tras hacer los análisis que aún no han hecho, concluyen que ese vertido es inocuo, entonces no estaríamos hablando de esto.

En defensa de esta hipotética recarga, el portavoz de Convergencia puso un símil curioso cuando menos. Dijo que ante un cáncer hay que actuar con quimioterapia, y que ya se sabe que la quimioterapia produce efectos secundarios, pero es necesaria para acabar con el cáncer. El símil es completamente tramposo y desafortunado. Claro que hay que aplicar quimioterapia ante un cáncer, precisamente porque lo dicen los expertos, no porque lo diga un indocumentado. El mismo motivo que avala la quimioterapia en un cáncer (la ciencia) es el que desaconseja echar al acuífero agua sucia de la depuradora. Son los técnicos los que han dicho que hacer eso es una temeridad de incalculables consecuencias. Da la impresión de que los concejales de este pueblo no se han leído el informe del Instituto Geológico Minero. O tal vez sea que se consideran más preparados que estos técnicos para emitir un juicio sobre el tema.

En defensa de esa hipotética recarga del acuífero con agua de la depuradora, decía el portavoz de Convergencia que todos los agricultores con los que él había hablado estaban de acuerdo con recurrir a esa medida. El argumento no merece ni siquiera ser contestado.

La irracionalidad de su discurso alcanzó su nivel más alto cuando este portavoz explicó que en nuestra comarca hay poca industria y que, por lo tanto, la posible contaminación que llegara a nuestro acuífero con ese vertido sería fácilmente solucionada con un poco de cloro.

Lo sorprendente en el discurso de este personaje es que parece situarse al margen de la historia. Dijo que estamos ante una situación extraordinaria, y es verdad, pero no es la primera vez que nuestro acuífero está en esta situación. Ya estuvo varias veces en situación similar cuando él era alcalde, entre 2003 y 2011. Ahí estaba el acuífero con problemas igual de serios y la depuradora echando el agua al mar. Ahora que no tiene ninguna responsabilidad, anima al gobierno municipal a sacar adelante esa medida, pero él no lo hizo cuando tenía la alcaldía. ¿Miedo? ¿Incapacidad?

Pero es que, además, el portavoz de Convergencia es responsable directo, cuando era alcalde, de la extracción de millones de litros de nuestro acuífero. Así por ejemplo, y es solo una muestra, la prensa del 27 de mayo de 2008 decía: “Comerciantes y hoteleros están molestos por la extracción de agua que están provocando las obras del aparcamiento subterráneo de San Cristóbal. Se están tirando cada día miles de litros de agua dulce al mar mediante tuberías enterradas en la arena. Estamos ante un auténtico atentado ecológico. Según hemos podido comprobar, el nivel freático ha subido de manera preocupante. La zona se ha convertido en una piscina de agua dulce que se está yendo al mar. Si el acuífero sigue perdiendo agua, existe el riesgo cierto de que se mezcle el agua dulce de la vega con la salada del mar”.

Es sólo una muestra. Este artículo podría llenar varias páginas con citas de atentados similares al acuífero perpetrados cuando este señor era alcalde.

Lo cierto es que nuestro acuífero está en situación lamentable porque año tras año, con algunas excepciones, se saca más agua de la que entra. Y esto sucede porque la Junta de Andalucía, ahora en manos del PP, y antes en manos del PSOE, no está haciendo su trabajo y permite que haya pozos ilegales, y permite que los pozos legales saquen el agua que quieren sin control alguno.

Mientras esto suceda, mientras se siga permitiendo que año tras año se incremente el número de hectáreas de regadío, nuestro acuífero va a estar en situación delicada. Y frente a eso, sólo cabe recargarlo. Pero con agua limpia. Como viene diciendo nuestro grupo desde 2012. Porque echar agua sucia de la depuradora, con el argumento de que sale gratis, es una grave irresponsabilidad que puede llevarnos a la muerte del acuífero. Y si eso llegara a ocurrir, verían qué pronto se quitaban del medio los populistas y los demagogos echando la culpa del desastre a diestro y siniestro pero con mucho cuidado de que a ellos no les salpicara. Como han hecho toda la vida los cobardes.

Francisco Fernández. Concejal de Unidas Podemos

También podría gustarte