¿Qué criterio se sigue en cuanto a la asignación de citas para la vacunación?

 

FACUA Andalucía ha denunciado estos días lo que califica de «un absoluto caos y una gravísima falta de transparencia en los criterios de asignación de citas a los usuarios dentro de cada grupo de vacunación contra la Covid-19».

La federación reclama a la Consejería de Salud y Familias que dé a conocer quién y cómo se está decidiendo llamar a las personas a las que corresponde administrar la vacuna según el protocolo de la Junta de Andalucía y la Estrategia de vacunación frente a Covid-19 en España, creada por el Gobierno central y cuyos criterios sigue la Junta de Andalucía.

Actualmente, y siguiendo dicha Estrategia, Andalucía está vacunando al Grupo 5. En dicho grupo 5 se encuentran las personas vulnerables por su edad, y a su vez está dividido en tres subgrupos: grupo 5A, con personas mayores de 80 años; grupo 5B, personas de entre 70 y 79 años; y grupo 5C, con personas de edades comprendidas entre 60 y 69 años. Teóricamente el criterio a seguir dentro de cada subgrupo es la edad de los usuarios, siendo el orden de mayor a menor.

Sin embargo, se asegura desde FACUA Andalucía, se ha tenido conocimiento de que hay usuarios de mayor edad que aún no han sido llamados frente a otros más jóvenes dentro del mismo Grupo 5 y sus subgrupos, y que en algunos distritos sanitarios ya se está vacunando a personas del grupo 5B mientras que aún no han sido llamados para administrarles la primera dosis usuarios del 5A.

En este sentido, ni el Servicio Andaluz de Salud, ni los centros de salud, ni los distritos sanitarios ni los propios médicos de cabecera facilitan información sobre quién y con qué criterio se deciden los usuarios que van siendo llamados para la vacunación dentro de los diferentes subgrupos del grupo 5, ni tampoco sobre quién controla y hace un seguimiento al sistema de organización de la vacunación para evitar la inequidad y la desigualdad de acceso de los usuarios andaluces.

Discriminaciones y arbitrariedad

Así, la federación advierte de que esta falta de transparencia en el sistema de vacunación y en la organización de los grupos prioritarios está dando lugar a discriminaciones de los usuarios, arbitrariedades a la hora de decidir a quién se le administra la vacuna e incluso que se esté vacunando a personas a las que aún no les corresponde.

De igual forma, no se puede conocer si se está realizando algún tipo de control del proceso para evitar este tipo de problemáticas, al no disponer de información sobre los criterios establecidos dentro de cada uno de los grupos que indica la Estrategia de vacunación.

FACUA Andalucía indica que la transparencia y la información son esenciales en un asunto de importancia vital como este, para que se pueda ejercer algún control que garantice que la vacuna llega primero a las personas de los grupos que más lo necesitan y que por ello están incluidos dentro de los grupos prioritarios.


Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email