La revista de Almuñécar y la Costa Tropical

The Royal Game (2021, Philipp Stölzl)/Isaac Cabrera Bofill

 

Carpeta J. Celorrio

Es 1938 y Austria cae bajo el dominio de la Alemania nazi. Viena, capital musical de Europa, se convierte en una trampa para Josef Bartok (interpretado por Oliver Masucci), un importante notario buscado por la Gestapo. Es detenido y encerrado en un hotel utilizado durante la ocupación como cárcel. Bartok, un hombre de principios y un tanto orgulloso, no cede ante la insistencia de los nazis que quieren hacerse con las grandes fortunas del país para financiar la guerra. Aislado del mundo exterior durante meses, se refugiará en la lectura y estudio de un librito de ajedrez.

‘Novela de ajedrez’ fue la última novela corta que el escritor austriaco Stefan Zweig publicó. Luego se suicidaría junto a su esposa el 22 de febrero de 1942, creyendo que los nazis acabarían conquistando como mínimo toda Europa. En esta historia de poco más de noventa páginas, Zweig nos sitúa en un viaje en barco. En éste, hay un grupo de jugadores de ajedrez que se van enfrentando sin suerte a un tal Mirko Czentovi, un hombre analfabeto, pero con un extraordinario don para este juego de mesa. Sin embargo, conocerá al señor B, un vienés de buena posición que consigue que la partida acabe en tablas. Este hombre contará su vida a Czentovič, es decir, que fue una víctima más del nazismo, torturado con un encierro y aislamiento total, una situación que pudo soportar gracias a que se centró en la memorización de un libro que contenía una gran cantidad de partidas de ajedrez. Una pequeña obra que recomiendo sin ningún tipo de duda. Aprovecho para recomendar un par de obras más de este gran escritor, el ensayo ‘El mundo de ayer’ y la novela ‘Carta de una desconocida’. Por cierto, Max Ophüls adaptó de forma magistral esta novela a la gran pantalla en 1948.

Marina Playa

El director y guionista alemán Philipp Stölzl, más centrado en videos musicales, se atreve con una adaptación cinematográfica de la novela de Stefan Zweig bajo el título ‘The Royal Game’. Eso sí, absténganse aquellos que quieran ver en la gran pantalla una adaptación fiel al texto del escritor austriaco, aunque el film consigue capturar la monomanía del personaje principal, el señor B. Y es que los avezados en la bibliografía de Zweig, sabrán que muchos de los personajes de sus obras son individuos monomaníacos dignos de estudio, es decir, personas obsesionadas y motivadas por una idea concreta hasta el punto de alcanzar la paranoia. Un ejemplo claro puede ser la novela corta ‘Mendel el de los libros’. Del mismo modo, Stölzl nos sumerge en el declive psicológico de Bartok, sufrimos su malestar y nos apiadamos de él, en parte gracias a una interpretación correcta de Oliver Masucci, actor que se dio a conocer principalmente por interpretar a Adolf Hitler en la película ‘Ha vuelto’ (2015, David Wnendt) y por destacar también en la fantástica serie de Netflix, ‘Dark’ (2017). Es más, diría que Masucci logra salvar el film, al mismo tiempo que eclipsa al resto del reparto.

‘The Royal Game’ hace un uso constante del flashback entre el barco y el hotel usado como prisión en el que Bartok está aislado, una forma de darle forma a la adaptación por parte del guionista Eldar Grigorian, quien desecha casi la totalidad del texto de Zweig. Y es que deja a un lado prácticamente todos los aspectos positivos de la novela, algo que no voy a criticar demasiado porque soy de los que piensa que una cosa es la película y otra bien distinta el libro. Stölzl decide centrar todos sus esfuerzos en Bartok y sus circunstancias, debilidades y pensamientos. Algo que llega a ser un tanto repetitivo durante las casi dos horas que dura la cinta y deja en evidencia que el guionista no ha sabido, o no le ha dado la gana, aprovechar la riqueza de la literatura de Zweig. Lo que sí se puede decir es que se nota de principio a fin un buen trabajo de producción. Por supuesto, esta película también sirve de excusa para volver a ver ‘Juego de reyes’, la adaptación por parte de Gerd Oswald en 1960, mucho más conseguida.

Resumiendo, ‘The Royal Game’ podría haber sido una gran adaptación de la obra de Zweig, pero se queda en una historia recortada con la que invitar al espectador a ir a una librería y comprar la novela, actualmente editada en España por la editorial Acantilado.

Isaac Cabrera Bofill
Lcdo. Ciencias Políticas y de la Administración

También podría gustarte