La revista de Almuñécar y la Costa Tropical

Una publicación sobre vitamina D y Covid-19, entre las 100 más descargadas en 2021

 

Una publicación científica de investigadores andaluces, concretamente del Área de Bioinformática Clínica de la Fundación Progreso y Salud, se encuentra entre las 100 publicaciones más descargadas de 2021 según la revista Scientific Reports, del grupo editorial Nature.

El trabajo, llevado a cabo por el grupo de investigación liderado por Joaquín Dopazo, se ha centrado en analizar retrospectivamente la historia clínica de casi 16.000 pacientes, evidenciando que aquellos que tomaban algún fármaco para restituir la vitamina D durante los 15 días previos al ingreso hospitalario experimentaron una mayor tasa de supervivencia frente al Covid-19.

Según datos de Scientific Reports, en 2021 han publicado más de 24.500 artículos científicos, por lo que estar entre los 100 más descargados es un reconocimiento que pone en valor el interés de la investigación realizada por estos profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía.

En este trabajo de investigación, los científicos estudiaron el efecto de la vitamina D sobre la supervivencia del paciente. «Los datos obtenidos, las curvas de supervivencias y los cocientes de riesgo demuestran -teniendo en cuenta otras variables que influyen en la supervivencia como edad, sexo, y otras comorbilidades- la idea de que la vitamina D favorece una mayor tasa de supervivencia», con especial relevancia en el caso del calcifediol, aunque también ha quedado demostrado en el caso del colecalciferol. Asimismo, los científicos han constatado que dicha asociación es más fuerte cuando el fármaco se consumía más cerca de la fecha de hospitalización.

El valor de la historia clínica

Este estudio ha sido posible gracias a la información clínica de la que dispone el Sistema Sanitario Público andaluz, que «es de un enorme valor porque nos permite estudiar las enfermedades y determinar alternativas terapéuticas», apunta Dopazo. Gracias a la historia clínica de cada paciente, es posible establecer relaciones y patrones entre fármacos y patologías y estudiar su evolución. Y es especialmente importante para este tipo de estudios la Base Poblacional de Salud, un recurso único del Sistema Sanitario Público de Andalucía que contiene los datos clínicos estructurados de más de 13 millones de pacientes, lo que otorga a Andalucía el potencial de ser líder en estudios con datos del mundo real, como se denomina a este tipo de estudios retrospectivos.

De hecho, en la actualidad, este grupo de investigación se encuentra trabajando en un proyecto en colaboración con el Instituto de Investigación Avanzada en Inteligencia Artificial de Austria para desarrollar historias clínicas simuladas, con todas las garantías de protección de los datos, que permitan estudiar determinadas enfermedades de carácter prevalente, como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares y, por sus particulares circunstancias y características, la Covid-19.

El Área de Bioinformática Clínica es una pieza clave para la medicina personalizada en la sanidad pública andaluza. Su actividad se orienta al desarrollo de herramientas que favorezcan su aplicación y que, con carácter general, permitan ofrecer un tratamiento más personalizado con un mayor número de opciones terapéuticas a los pacientes.

También podría gustarte