La revista de Almuñécar y la Costa Tropical

Unas 40 personas conocen la historia de las torres vigías de Almuñécar

 

Almuñécar sigue adelante con el programa de difusión de su patrimonio arqueológico y monumental con visitas guiadas que organiza la Concejalía de Cultura del Consistorio sexitano a través del departamento de Arqueología. Este fin de semana, la visita giró en torno a las tres torres vigías más próximas al centro urbano como torre de Monte Velilla (Los Pinos), Torre del Granizo (situada en urbanización El Tesorillo) y la torre de Taramay.

La ruta, a la que asistieron unas cuarenta personas, contó con la arqueóloga, Elena Navas, que explicó la importancia de las mismas en las estrategias militares de las distintas épocas históricas: «Con la visita organizada por la Concejalía de Cultura a las torres vigías: Torre Velilla, Torre del Granizo y Torre de Taramay, se pudo disfrutar de tres ejemplos de la extensa red de vigilancia costera y comunicación visual en la distancia, que se ha mantenido desde época medieval musulmana hasta época contemporánea. Forman parte del excepcional patrimonio histórico de Almuñécar-La Herradura; cada torre pertenece a una tipología y cronología diferente, a lo que se suma el maravilloso paisaje que ofrecen desde su ubicación».

Las torres vigías forman parte del sistema de comunicación a distancia y vigilancia costera que ha venido funcionando a lo largo de la historia, entre las diferentes culturas que han tenido el mar Mediterráneo como vía natural de paso y como frontera. Almuñécar-La Herradura conserva numerosos ejemplos de distintos tipos de torres vigías de un gran valor histórico y paisajístico.

El municipio sexitano cuenta con torres vigía desde Cerro Gordo (La Herradura), en la zona oeste, hasta la Torre del Diablo (entre las playas de Enmedio y Curumbico-Cabria, situadas al este.

También podría gustarte