Vuelve «El mercadillo» de los domingos en su formato habitual

 

Desde este 5 de septiembre ha regresado «El mercadillo» a Almuñécar de los domingos tras el parón tradicional que se produce durante los meses de julio y agosto. Y si durante la pandemia, y por cuestiones sanitarias, se estimó una reducción en el número de puestos y se hizo un reparto alternativo de los mismos con periodicidad quincenal, con la nueva normativa se retoma el funcionamiento anterior al estado de alarma y todos los vendedores podrán exhibir su mercancía los domingos.

Para quienes se dedican a la actividad de venta ambulante este año ha sido de auténtica crisis para el sector, puesto que asegura uno de los vendedores habituales no es igual saber que todos los domingos tienes tu puesto asegurado a que dependas de una alternancia, aparte que la afluencia de gente ha sido mucho menor durante los meses de la pandemia. «Mucha gente tenía miedo a venir y esto ha perjudicado también las ventas y en muchos casos había domingos que se traducían en cero euros». La situación pareció cambiar desde el mes de mayo cuando el público aumentó en cierta medida y «esperamos que ahora con la normalización volvamos a recuperarnos de los peores meses pasados», señala Joaquín, un vendedor que tras algunos años en paro encontró en esta manera de venta una ayuda de ingresos.

Aparte, «El mercadillo» es una atracción para visitantes que se desplazan desde localidades cercanas para pasear entre los puestos de venta. «Siempre que vengo encuentro algo. Hoy por ejemplo he encontrado un ángel de papelmaché que reciclado me viene bien para la decoración navideña», nos dice una vecina con una voluminosa bolsa entre los brazos en donde se supone se dirige el ángel a su destino navideño. También nos asegura que ha encontrado gangas como la vez que compró una colección de bandejas de la fábrica de cerámica de La Cartuja de Sevilla y que además tenían la pátina de antiguedad. «Eso en un anticuario me habría costado veinte veces más. Ya te digo que si buscas encuentras. Y además me divierte».

Pues nuestra amiga ya tiene distracción para las mañanas de domingo.


Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email