Apostamos por las tiendas de barrio

Nadira

Están siendo, que duda cabe, eficaces y cercanas en estos tiempos de pandemia. Empáticas con el parroquiano no han fallado pese a la enorme crisis que las acucia, las tiendas de barrio se han hecho más necesarias que nunca y sobre todo durante el confinamiento. Las que ya sacan del apuro, a cocinas olvidadizas, en cualquier momento han mostrado su cara más cercana y reivindicado que sin ellas algo muy esencial faltaría en los barrios. Para quienes piensan que las grandes superficies son el bazaar de las grandes oportunidades y oferta, nuestro pequeño comercio de alimentación están a las duras y las maduras y por ello insustituibles.

Arrullo
Te interesa