El 71% de las denuncias por violencia de género son presentadas por las propias víctimas, frente al 1,9% de familiares

 

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha insistido hoy “en la importancia de denunciar los casos de violencia de género y ha animado a toda la ciudadanía -al conjunto de hombres y mujeres y, en especial, al entorno de la víctima-, para que no dejen toda la responsabilidad sobre estas mujeres que muchas veces se ven atenazadas por los miedos y amenazas del agresor”. Rocío Ruiz ha realizado estas declaraciones en comisión parlamentaria durante la presentación del Informe anual en materia de violencia de género en la comunidad autónoma de Andalucía, correspondiente a 2019, donde ha avanzado que “en el 70,7% de los casos fue la propia víctima quien interpuso la denuncia, siendo muy pocos en los que la denuncia fue interpuesta por los propios familiares de la víctima: un 1,9% del total”.

En el informe, que elabora la Dirección General de Violencia de Género, Igualdad de Trato y Diversidad, se destaca que en 2019 hubo en Andalucía 33.203 mujeres víctimas de violencia de género, y el número de crímenes machistas alcanzó dicho año la cifra de 13, lo que supone el 23,6% del conjunto de España, donde se produjeron un total de 55 casos. Durante 2019, igual que sucedía en años previos, la mayoría de víctimas mortales por violencia de genero eran pareja de su agresor, y en Andalucía esta proporción aumentó con respecto a 2018 del 66,7% al 76,9%.

A este respecto, la máxima responsable de las políticas de igualdad en Andalucía ha incidido en que ante estos datos “la violencia de género no puede tener ningún tipo de sesgo, ni ataques, ni acusaciones partidistas. Tenemos que lograr que ni una sola mujer, ni en esta Comunidad, ni en ninguna otra sea asesinada por el hecho de ser mujer”.

Asimismo, en el informe se constata que durante 2019 se iniciaron las tramitaciones de 8.480 órdenes y medidas de protección, solicitadas principalmente por mujeres españolas mayores de edad, excepto en Almería donde la mayoría fueron solicitadas por mujeres extranjeras, lo que supone el 20,8% de todas las órdenes y medidas incoadas en España. En cuanto a la relación afectiva entra la víctima y su agresor es similar en Andalucía y en España: en torno al 37% y 38% respectivamente de las órdenes y medidas de protección incoadas durante 2019 fueron solicitadas por víctimas que habían mantenido en el pasado una relación afectiva con su agresor; y en el 33% las víctimas aún tenían una relación afectiva con su agresor.

Finalmente, en 2019 fueron adoptadas en Andalucía el 77,6% de estas órdenes y medidas, lo que supone 7,3 puntos porcentuales más que en España que fue del 70,4%. Siendo denegadas el 21,4% en Andalucía frente al 28,7% en España, e inadmitidas el 1%. En todas las provincias andaluzas el porcentaje de órdenes y medidas de protección adoptadas fue superior al de denegadas, a excepción de Sevilla, 52,4% frente a 44,5%, provincia que tienen la proporción más elevada de órdenes y medidas inadmitidas (3%).

Además, en dicho año se enjuició a 4.753 hombres por violencia de género en Andalucía, siendo condenados el 84,9%. Almería fue la provincia con mayor porcentaje de hombres condenados respecto a los enjuiciados (94,6%), seguida de Granada (93,5%) y de Huelva (90,1%). Mientras que Málaga con el 73,6% y Sevilla con el 68,9% fueron las provincias con el porcentaje de condenados más bajo.

La consejera ha señalado que “al igual que en 2018, el dato que más me ha sorprendido es el de los hombres menores enjuiciados, que son 58; la cifra ha descendido un poco con respecto a 2018, cuando eran 62 menores enjuiciados, pero me sigue sorprendiendo”. “Para mí, e imagino que también para ustedes, este es un dato que tiene una gran trascendencia ya que estamos hablando de menores y del ejercicio de la violencia de género en edades muy tempranas. De hecho, al 98,3% se les interpuso medidas por conductas tipificadas como delito por violencia de género, y solo al 1,7% no se le impuso ninguna medida”, ha apuntado.

Actuaciones y medidas
Ruiz también ha valorado las actuaciones en materia de violencia de género impulsadas desde las diferentes consejerías en el ámbito de la atención integral a las mujeres y menores, la prevención y sensibilización: “Este informe, del primer año de esta legislatura, afianza y consolida el compromiso del Gobierno andaluz en la lucha para la erradicación de la violencia de género que constituye una de nuestras prioridades, no en vano, el presidente de la Junta de Andalucía, instó a todos los grupos parlamentarios a alcanzar un Pacto Andaluz contra la Violencia de Género”. En la misma línea, ha asegurado que “este Gobierno trabaja desde la unidad para la erradicación de la violencia de género, y la muestra es este documento en el que se refleja que se superaron en número las actuaciones ejecutadas en años anteriores, siendo además un indicador del esfuerzo de la Administración andaluza para no solo mejorar los procesos de prevención de violencia de género y atención y recuperación de las víctimas; sino para ampliar los recursos destinados a este objetivo”.

Así, ha resaltado que el Servicio integral de atención y acogida a víctimas de violencia de género y sus hijas e hijos, gestionado por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), atendió en 2019 a un total de 1.345 mujeres víctimas, así como a 1.173 niñas y niños mediante la puesta a su disposición de un total de 471 plazas distribuidas en centros de emergencias, casas de acogida y pisos tutelados. Además, a través de los ocho Centros Provinciales de la Mujer y los Centros Municipales de Información a la Mujer (CMIM) se informó y/o atendió a 77.045 mujeres, de las que 20.027 lo fueron por violencia de género. Asimismo, a través del teléfono 900 200 999 disponible 24 horas, todos los días del año, se atendieron 11.000 consultas sobre violencia de género y se gestionaron 706 acogimientos.

Por su parte, la Dirección General de Violencia de Género, Igualdad de Trato y Diversidad gestionó el Punto de Coordinación de las Órdenes de Protección que mantiene durante 2019 conectados a los 700 órganos judiciales andaluces con los organismos especializados en víctimas de violencia de género, para una mayor garantía en la respuesta y para que cuenten con el apoyo que requieran. Mientras que la dirección general de Infancia gestionó la Línea 11 de la Consejería de Igualdad destinada a la creación de plazas para la atención integral de mujeres jóvenes procedentes del Sistema de Protección de posibles víctimas de violencia de género y de trata,dirigida a entidades privadas para desarrollar programas de Acción Social. Y la Secretaría General de Políticas Sociales, Voluntariado y Conciliación desarrolló 13 proyectos y programas orientados a la atención integral de mujeres víctimas de violencia sexual.

Actuaciones y medidas que se han llevado a cabo de forma transversal a través de las diferentes consejerías andaluzas. De esta manera, desde la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración local, el Servicio de Asistencia a Víctimas de Andalucía (SAVA), atendió 1.370 casos de violencia de género con órdenes de protección. La Consejería de Fomento, a través de la Secretaria general de Vivienda, facilitó el acceso a viviendas a 211 mujeres víctimas de violencia de género, y se concedieron 163 ayudas para el alquiler.

Igualmente, la Consejería de Educación desarrolló diversas actuaciones tanto dentro como fuera de los centros educativos destinadas a la atención y protección de las mujeres víctimas de este tipo de violencia, así como de sus hijas e hijos. Entre estas actuaciones, el Protocolo de actuación ante casos de violencia de género en el ámbito educativo, la escolarización inmediata de hijas e hijos de mujeres víctimas de violencia de género o la gratuidad de servicios complementarios y actividades extraescolares.

En el ámbito de la salud se desarrollaron diversas actividades de prevención, detección precoz, atención sanitaria y seguimiento de la recuperación de las mujeres víctimas de violencia de género y sus hijas e hijos, a través del programa Diraya. En 2019 se puso en marcha el apartado específico sobre violencia de género de la Historia Clínica Digital para personas con problemas de adición, que facilita la detección, así como su adecuado seguimiento y derivación a los correspondientes centros de atención En este periodo se cumplimentaron 145 historias clínicas.

Además, desde la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo autónomo se puso a disposición de las víctimas de violencia de género programas de formación y otros incentivos para el empleo orientados a la inserción laboral con el objetivo de fomentar su independencia económica y su recuperación integral. Así, se han informado de 430 contrataciones de mujeres víctimas de violencia de género que se acogieron al programa de confidencialidad de datos del SAE, programa atendido por una red de 110 tutoras y tutores distribuidos en 45 puntos del territorio andaluz.

Junto a estas actuaciones, también se promovieron un diverso conjunto de acciones para sensibilizar y prevenir, investigar y formar en materia de violencia de género hasta superar las 400 iniciativas. Entre estas hay que destacar el X Congreso Internacional para el Estudio de la Violencia contra las Mujeres ‘La violencia de género: una cuestión de Derechos Humanos’, al que asistieron 1.437 personas.

La consejera ha concluido su intervención animando “al conjunto de fuerzas políticas a sacar de la confrontación este tema y a llegar a un consenso que nos una en la lucha contra esta la grave violación de los Derechos Humanos de las mujeres y las niñas que supone la violencia de género”.

 


Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email