La revista de Almuñécar y la Costa Tropical

El almendro no tiene debajo ninguna Eloisa

El almendro no tiene debajo ninguna Eloisa, pero, sin menosprecio a la genialidad de Jardiel, el árbol está exultante,florido para el ajo blanco por venir y sin necesidad de ser paraguas de nadie. Antes, el almendro florido publicitaba la eterna primavera mediterránea; era reclamo turístico que los periódicos sacaban en portada pregonando el buen tiempo de nuestra España eterna y una. Nuestro árbol se libró de la voracidad del ladrillo y sigue frondoso en el secarral, en la ladera de un barranco entre las brozas de la sequía.

También podría gustarte