El ataque de Casado a Abascal empieza a pasar factura al PP en Andalucía

juanmamorenomotril1200
Facebook
Twitter
WhatsApp

Pese a que Vox había advertido que el discurso de Casado contra la moción de Vox, y en particular personificado en Abascal, no cambiaría en nada sus políticas de apoyo, ayer se mostraba el envés de la moneda en Andalucía cuando el portavoz de Vox en el Parlamento andaluz, Alejandro Hernández, confirmaba que las negociaciones con el Gobierno de la Junta de Andalucía «están suspendidas” de cara a la aprobación de los presupuestos de la Comunidad para 2021.

En una entrevista en 7TV, Hernández ha asegurado que en su partido “nosotros seguimos donde estábamos, no hemos cambiado de sitio, y quien ha cambiado es el Partido Popular”.

«Nosotros no hemos puesto ningún cordón sanitario, pero si VOX lleva trabajando en estos textos presupuestarios desde antes de verano y ahora se invita a PSOE y Adelante Andalucía a presentar sus propuestas, obviamente nos llama la atención”, ha dicho.

Ha añadido que “evidentemente, el grado de exigencia ha variado, y pensamos que si Partido Popular y Ciudadanos están dispuestos a llegar a acuerdos con PSOE y Adelante Andalucía, no van a ser unos Presupuestos de contención del gasto, austeros… Estaríamos hablando de otra cosa y eso nos preocupa».

El parlamentario de VOX ha desmentido que el partido «vaya a imponer nuevos requisitos para aprobar los Presupuestos. «Evidentemente el discurso de Pablo Casado ha quebrado la confianza que existía».

Hernández ha explicado que VOX «es un partido serio» que «no ha aprovechado la situación para cambiar las fichas”, para concluir explicando que “evidentemente, el grado de exigencia no es el mismo. Ahora mismo nada nos lleva a seguir esa línea de cordialidad que veníamos teniendo con el Gobierno de la Junta de Andalucía”.