La revista de Almuñécar y la Costa Tropical

El Castillo de San Miguel de Almuñécar recibió 23.900 visitantes durante el pasado 2021

 

El amplio y rico patrimonio monumental y arqueológico de Almuñécar que dejaron las distintas civilizaciones que durante los más de 3000 años de historia pasaron por ella es uno de los importantes atractivos para el visitante amante de la cultura y la historia de la ciudad. De toda esa amplia oferta destaca el Castillo de San Miguel. que sigue siendo el referente más importante. Así lo refleja las visitas recibidas durante el pasado año 2021 un total de 23.899 visitantes, según los datos que ha ofrecido el concejal de Cultura, Alberto García Gilabert.

De la citada cantidad y teniendo en cuenta la menor afluencia de visitantes internacionales motivado por la pandemia, 8.642 visitantes lo hicieron durante los meses de julio y agosto.

El monumento del Castillo de San Miguel ha experimentado mejoras durante pasado año para hacer del lugar aún más atractivo y accesible para los visitantes. “Aprovechando las nuevas tecnologías, se incluyeron códigos QR en cada resto arqueológico para facilitar la interpretación del lugar para ver cómo era en la antigüedad. Asimismo, se han pintado todas las estructuras externas, se han adecentado los caminos, se ha realizado una reforma en las escaleras interiores del complejo y una ruta accesible para personas con discapacidades. Asimismo destacar que el monumento del Castillo de San Miguel está teniendo un mantenimiento constante y los empleados del área de Cultura están apoyando estas tareas”, manifestó el edil de Cultura.

Situado en el Barrio de San Miguel y coronando la población de Almuñécar, esta fortaleza árabe ocupa el espacio que ya aprovechan fenicios y romanos, tal y como lo demuestran diferentes fuentes y estructuras de edificios romanos. Sin duda las estructuras del castillo son de época musulmana, pues llegó a ser residencia de descanso de la dinastía nazarí, en el S.XIII.

A finales del reinado del rey Católico Fernando, S.XVI, se construyó el foso, el puente levadizo y la imponente fachada de entrada con sus cuatro torreones circulares. Durante la Guerra de la Independencia contra los franceses, sufrió el bombardeo de las tropas inglesas, quedando en estado ruinoso. Sería utilizado como cementerio cristiano hasta principios de los años 80. Destaca un pabellón de estilo neoclásico, sin ninguna conexión aparente con la estructura del castillo, que pudo ser construido en el S.XVIII, y que se ha convertido en la sede del Museo de la Ciudad.

Visitantes Museo “Cueva de Siete Palacios”

Alberto García Gilabert también ha dado cuenta de las visitas realizadas al museo arqueológico “Cueva de Siete Palacios”. Siguiendo la estela de Castillo de San Miguel pero con una cantidad en torno a la mitad. En concreto fue visitado el pasado año 2021 por 11210 personas. De esta cantidad casi la mitad lo hicieron los meses de julio y agosto, cuando recibió a 5.534 visitantes.

Al igual que ocurre con el Castillo de San Miguel, la tendencia de visitas ha mejorado con respecto al mismo periodo en el año anterior, a pesar de los efectos de la pandemia.

Recordar que el museo arqueológico ocupa un espacio creado en el siglo I d.C. por los romanos. Dada las escasas posibilidades de construcción de edificios públicos, recurrieron a la construcción de una plataforma sustentada por un conjunto de bóvedas, denominadas por la población local cuevas. En honor a la diosa Minerva, se construyó un templo en cuyo sótano se encuentra la “Cueva de Siete Palacios”, actual sede del Museo Arqueológico, desde 1984. Cuenta con piezas tan importantes como un bellísimo vaso egipcio de la época del faraón Apofis I, del S.XVII a.c.

También podría gustarte