El frio incrementa las enfermedades respiratorias y Sanidad pide precaución

 

Atención a la ola de frio que recorre la península desde que la Navidad ha llegado al calendario y que está registrando un incremento de enfermedades respiratorias en estos días. El sistema de Vigilancia de Infección respiratoria Aguda ha publicado datos donde se recogen que ya se supera los 800 casos por 100.000 habitantes.

De hecho, en la semana previa al periodo de Navidad, la número 50 del 2023, la cifra registrada superó los 700 casos, mientras que hace dos semanas fue de 527 casos. Durante la semana anterior, el mayor número de contagios se dio en menores de edad, mientras que por sexo, las tasas de incidencia son superiores en mujeres que en hombres.

Este repunte, se debe principalmente por la transmisión de gripe y, en parte, de la COVID-19 y el virus respiratorio sincitial (VRS). En cuanto a la COVID-19, la variante identificada en mayor proporción en los casos de IRAs en Atención primaria es la XBB.1.5, del 53,50%, seguida de XBB.1.5 (16,87%) y BA.2.86 (14.81%), mientras que en el caso de la tasa de infección por VRS en Atención Primaria aumenta su pendiente de ascenso, mientras que por grupo de edad se observa una tendencia a la estabilización en menores de cinco años.

Ante esta situación desde el Ministerio de Sanidad se han impartido distintas recomendaciones como cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar; usar pañuelos desechables para contener las gotitas respiratorias o las secreciones y una vez usados echarlos a la bolsa de basura más cercana; realizar higiene de manos (lavárselas con agua y jabón o limpiarlas con un gel con alcohol), regularmente y después de tener contacto con secreciones respiratorias y usar mascarilla cuando se tienen síntomas respiratorios. También piden a la población que sigan las recomendaciones de vacunación frente a microorganismos respiratorios y eviten en lo posible acudir al puesto de trabajo con síntomas de enfermedad.

Sobre los principales síntomas de ambas enfermedad, en el caso de la COVID-19, los principales son fiebre persistente, tos seca, pérdida del gusto o el olfato, fatiga extrema y dificultad para respirar. Algunos de los síntomas de la Gripe A son similares a los del SARS-CoV-2, aunque los más comunes son fiebre alta, dolores musculares, congestión nasal, dolor de garganta y tos, manifestados con mayor intensidad en el cuerpo.

 

También podría gustarte