Elenvés Editoras reedita «Por el camino de Proust» de Blas Matamoros

 

 

Con motivo de la conmemoración del centenario de la muerte de Marcel Proust, Elenvés Editoras reedita un clásico contemporáneo: la obra de Blas Matamoro «Por el camino de Proust», pasados más de treinta años de su primera edición.

Escrito a la manera de un exhaustivo análisis de los siete tomos de «À la recherche du temps perdú», este ensayo se resuelve en un viaje a través de los diferentes temas que componen el tejido de la obra, donde memoria, realidad, cultura, arte, sociedad filosofía e identidad del yo se articulan en lo que Javier de Salas conceptuó una «lectura fenomenológica» del gran proyecto proustiano.

En este mapa conceptual y estético que Matamoro nos brinda, el análisis se mantiene firmemente apegado a la novela que le sirve de guía, en donde ciertas claves de la filosofía de Hegel, Bergson, Cassirer, Freud, Croce y Valéry no hacen sino servir de apoyo a su maestría lectora y la exquisita capacidad interpretativa que sin duda amplía e ilumina el brillante entramado de la prosa proustiana.

Elenvés Editoras es el proyecto de cuatro mujeres ( Concha Badía, Almudena Rubio, Pepa Merlo y Conchi Molina) que tuvieron la idea del proyecto durante la pandemia, señalando que nacieron «mientras el mundo se hundía, sin miedo, de repente, como suceden los alumbramientos. Sin plantearnos pérdidas o ganancias. Sin mirar lo que hubo, lo que hay, lo que habrá, sin tomar conciencia de lo perdurable».

La editorial, ubicada en Granada, lleva publicado más de una decena de títulos bajo la definición de la integridad Intelectual, que según reseñan, en su presentación de empresa, «esa es nuestra insignia. Porque somos creadoras, la honestidad en las acciones es la premisa. La honradez con el creador, nuestra bandera. Hacemos libros porque amamos los libros, porque no queremos imaginar un mundo mutilado, carente de imaginación, de creatividad, de emoción, de agitación, de la verdad que, como un pilar fundamental, sostiene la literatura, ese sueño dirigido del que hablaba Jorge Luis Borges. La magia de construir vidas paralelas, otros universos que discurren en el nuestro. Sentirse partícipe de la sociedad desde la soledad en la que se desarrolla el acto de la escritura, el acto de la lectura. Y el libro es el instrumento a través del cual se produce la fascinación del ilusionismo».

 

También podría gustarte