La revista de Almuñécar y la Costa Tropical

Gómez y su Cid en la Casa de la Cultura de Almuñécar

 

El veterano actor José Luis Gómez llega a la X edición del Certamen de Teatro del Siglo de Oro de Almuñécar con la obra «Mio Cid. Juglaría para el siglo XXI». Una producción del Teatro de La Abadía de Madrid que podrá verse el próximo 27 de febrero en el auditorio Martín Recuerda de la Casa de la Cultura sexitana y que supone uno de los grandes acontecimientos teatrales de este año.

El Cantar de Mio Cid es el mayor poema épico de la literatura hispánica. Es un poema anónimo, de tradición oral, dividido en tres cantos, que narra las hazañas acontecidas a Rodrigo Díaz de Vivar en el siglo XI. Con este espectáculo, José Luis Gómez pretende devolver al Mio Cid su verdadera naturaleza y desea que, con su trabajo de juglaría, los espectadores logren apreciar plenamente el sentido con el que fue concebido.

La transmisión original del Cantar situaba al juglar frente a su público y, mediante su palabra, lo transportaba a vivir con el héroe los derroteros de su historia. El desarrollo de la narración es propiamente una acción del juglar; su forma de contar da calidad al ritmo y a la fisonomía del poema.

José Luis Gómez cuenta que “la primera vez que yo me aproximé al Cantar del Mio Cid, lo hice bajo la ayuda y la vigilancia de mi colega en la Real Academia Española, Inés Fernández Ordóñez. Para esa lectura en vida que hicimos en el marco de la conmemoración de los 300 años de la RAE, aprendí a emitir los sonidos de nuestra lengua medieval y, también, a relacionarme con las palabras altamente configuradas y poéticas de este texto. También pude percatarme de que la lectura moderna del Cantar del Mio Cid, que hoy es individual y silenciosa, distorsiona la recepción para la que el texto fue creado”.

“La confrontación me conmovió, no solo por la calidad de ese poema de un hombre desconocido y casi analfabeto, sino por el encuentro con la lengua del antiguo español, una lengua distinta con la que uno ha aprendido a crecer”, explica el director, en una entrevista realizada a través de una plataforma digital tras un ensayo del espectáculo. “Me ha obligado a degustar y articular la lengua de otra manera, a sacar sonidos que estaban en el castellano y ya no están. Me ha conmovido el despertar textos y palabras de nuestras abuelas y bisabuelas”, añade Gómez, para quien en el Cantar de mio Cid aparecen todas las lenguas del país, el galaico, el valenciano, el aragonés, ecos del asturiano y hasta del vasco. “En este texto resuena nuestra casa, nuestra tierra, y no es patriotismo trasnochado a estas alturas de mi vida. Este cantar me lleva a un sentimiento de pertenencia, de identidad. Con las palabras de este poema tengo la sensación de estar profundamente enraizado en mi país, sin alardes de ningún españolismo”.

También podría gustarte