La Sección Sindical de UGT de la policía dice que no hay interés, por parte del Ayuntamiento de Almuñécar, de solucionar el conflicto

 

 

La Sección Sindical de UGT del Ayuntamiento de Almuñécar, ha salido al paso sobre las quejas que emitía esta semana el Gobierno municipal sobre el comportamiento de la policía local en el ejercicio de su cometido y el conflicto laboral y de seguridad que supone al negarse «la totalidad de la plantilla a realizar requerimientos voluntarios para cubrir bajas, asuntos propios o licencias siendo conscientes de la situación actual tan difícil y complicada que hay en estas semanas con motivo de la llegada del verano y de todas las medidas y restricciones que hay vigentes por la pandemia de Covid-19».

En este sentido el sindicato de la policía manifiesta en un comunicado «que solo la falta de personal es la responsable de la carencia de efectivos policiales en los diferentes turnos, siendo más acusada esta circunstancia, en el turno de noche, a causa una mala planificación y nefasta gestión de los recursos humanos por parte del Ayuntamiento, hechos estos que se vienen denunciando desde las diferentes secciones sindicales, advirtiendo lo que ahora se produce, desde años atrás. De igual forma, los sindicatos en su momento han llegado a proponer soluciones, como la reubicación de personal que perteneciendo a la plantilla desarrolla sus funciones en otros departamentos, a forma de personal de confianza de los actuales concejales, siendo evidentemente rechazadas estas propuestas, sin justificación alguna».

En cuanto a las bajas denunciadas por el Ayuntamiento, desde el sindicato UGT se alega que estas «se han venido produciendo meses atrás, hay que tener en cuenta que un porcentaje de los agentes se han visto afectado por el virus y algunos de ellos vienen arrastrando secuelas que producen recaídas y por tanto más bajas».

En cuanto al conflicto derivado del exceso de jornada, señalan «mayoritariamente las sentencias son favorables a los funcionarios de policía, sentencias que han sido recurridas en casación a sabiendas de su escasa posibilidad de prosperar, causando a las famélicas arcas municipales un importante quebranto económico, dado que se está condenando al consistorio en costas judiciales. Pero ese dispendio económico, antaño criticado a otros responsables de esta administración, ahora parece no importar».

El equipo de Gobierno recogía en su crítica, a la actitud del colectivo de la policía local, los emolumentos que esta recibía a lo cual responden que «no se puede tener al personal a destajo, turno tras turno sin descansar y ahora hacer públicas unas supuestas suculentas retribuciones basadas en una masificación de horas extraordinarias que se producen accidentalmente en algunos periodos del año y en este caso como consecuencia de la pandemia, esta actitud es una muestra de puro cainismo político, pues de la misma manera se pueden hacer públicas las retribuciones de los concejales y de los funcionarios de elevado rango, a los que curiosamente no se les conoce movilización alguna en defensa de su salario, muestra de que deben de estar satisfechos».

También se apunta desde la policía que «en el propio comunicado, la corporación reconoce que las horas extras son voluntarias, por lo que no pueden formar parte de una planificación en cuanto al personal disponible, hecho este, que evidencia la desastrosa gestión realizada, prolongada en el tiempo y desatendiendo las sugerencias de los sindicatos. El equipo de gobierno en contra de lo que manifiesta, recientemente se reunió con los sindicatos para informarles de una drástica reducción de las horas extraordinarias, llegando a manifestar textualmente “Este nivel de gasto en horas extras es insoportable”. Por lo que se evidencia en el comunicado, que faltan a la verdad».

La Sección Sindical critica que el hacer mención a los medios que facilitan la labor policial, en los términos recogidos en el comunicado del Ayuntamiento, como es, la adquisición de vehículos, ropa, equipos de trasmisiones, etc… «es una clara muestra de mentalidad simplona, solo faltaría, que los impuestos de los ciudadanos, no se destinen a la mejora de las prestaciones de los servicios a los que tienen derecho».

Para finalizar, por parte de la policía se considera que la afirmación por parte del Ayuntamiento de haber una predisposición al diálogo, pero que en su mayoría han sido estériles, «la lectura que hacemos desde nuestro sindicato es muy distinta, interpretando estas innumerables reuniones, como parte de una estrategia dilatoria en el tiempo, con un escaso contenido, un ínfimo nivel en cuanto a los negociadores y un nulo interés por llegar a un acuerdo».


Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email