Manifiesto ante las agresiones al personal médico / Salud de la Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada

 

 

 

La Gerencia y el Equipo Directivo del Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada quieren brindar su apoyo a todos los profesionales, por las características del trabajo que realizan, impregnado de una gran profesionalidad y una fuerte vocación de servicio.

Es por ello que hacemos pública nuestra más enérgica REPULSA ante las agresiones físicas o verbales de las que son objeto durante el desempeño de sus funciones. Cualquier tipo de violencia, ya sea física o verbal, es una lacra social intolerable e injustificable desde todo punto de vista y en ninguna circunstancia podemos consentirla ni aceptarla.

Los profesionales del sistema sanitario público ponen todo su esfuerzo para atender las necesidades de salud de la población en base a criterios clínicos – avalados por la evidencia científica- y valores éticos. Hacer el bien, no causar daño, contar con la opinión y el consentimiento del paciente y hacer una distribución justa de los servicios y recursos sanitarios según las necesidades de cada persona, son principios que acompañan a la organización sanitaria y a los profesionales en su toma de decisiones. Decisiones que son consensuadas y quedan reflejadas en nuestros protocolos y procedimientos de actuación.

Hacer un uso adecuado de las instalaciones y los recursos sanitarios, así como respetar las normas y a los profesionales, son deberes de los usuarios de los servicios sanitarios que solo pueden redundar en el beneficio común.

La desconfianza, la exigencia desmedida y la agresividad por parte de pacientes y/o acompañantes generan malestar y estrés entre los profesionales y solo consiguen mermar su ilusión y su capacidad de respuesta.

Las agresiones a profesionales sanitarios son consideradas un delito contra la autoridad (Modificación artículo 550 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal) y por ello cualquier amenaza, coacción, agresión física y/o verbal, o cualquier otra actuación ilícita o que suponga alguna forma de acoso o persecución contra los profesionales de los centros sanitarios públicos puede denunciarse por la vía penal, incluidas las agresiones, los insultos, vejaciones o descalificaciones graves o que tengan por objeto desacreditar públicamente la profesionalidad de un trabajador del ámbito sanitario, expresadas en las redes sociales o mediante cualquier medio que lo difunda.

Por ello manifestamos nuestra más intensa repulsa ante las descalificaciones y agresiones. Agredir a quien trata de ayudar a restablecer tu salud es, además de incomprensible, intolerable. Ante las agresiones a profesionales del ámbito sanitario: tolerancia cero.”


Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email