La revista de Almuñécar y la Costa Tropical

Vecinos de Taramay se quejan a la Dirección General de Carreteras de peligroso abandono en la N-340

Los vecinos de la calle Refugio, del barrio sexitano de Taramay, denuncian el peligro que supone acceder desde este vial a la N-340, en el kilometro 317, debido a que el espejo que visualiza el tráfico de la parte izquierda de la carretera, situado en el margen frontal a la salida de la misma, única manera que tienen los usuarios de acceso a la carretera principal, sigue roto desde principios de diciembre con el consiguiente peligro de provocar un accidente de consecuencias graves.

En este caso, es la Dirección General de Carreteras la encargada de gestionar la conservación y explotación de las carreteras estatales para que los ciudadanos puedan disponer de unas adecuadas infraestructuras, pero pese a los avisos realizados por los vecinos a la misma hasta el momento solo recibieron un whatsApp indicando que pasarían nota al servicio correspondiente.

El aviso y la correspondiente queja de los vecinos se efectuó el pasado 12 de diciembre, una vez que desde el ayuntamiento de Almuñécar le indicaron quienes eran los responsables del mantenimiento de dicha infraestructura. No obstante, el peligro de accidente grave se mantiene ya que el espejo indicativo sigue sin repararse ni reponerse.

«A pesar del tiempo transcurrido desde la última notificación que enviamos, foto incluida, aún siguen sin poner el espejo que hace visible ver los automóviles, motos o bicicletas que se desplazan por la Nacional 340, kilometros 317, dirección Almuñécar. Esperamos que el recambio de dicho espejo sea inmediato para evitar accidentes con causas que pueden ser graves», denuncian los usuarios del carril que desemboca en la carretera y que se las ven y desean diariamente para acceder a la misma.

También podría gustarte