Almuñécar cierra la Asunción con un homenaje pirotécnico a las víctimas del coronavirus

fuegos20-1200
Facebook
Twitter
WhatsApp

Almuñécar no podía despedir su semana grande de agosto sin feria y sin su archiconocida procesión marítimo terrestres en honor a su patrona la virgen de La Antigua. Así que, el concejal de Fiestas, Alberto García Gilabert decidió que al menos, y en homenaje a las personas fallecidas o que se han visto afectadas por el Covid-19, a los que nos han cuidado y cuidan, sanitarios, fuerzas de seguridad, así como los voluntarios que se volcaron en ayudar a todos y otros muchos profesionales, había que hacer al menos un guiño a los famosos fuegos artificiales de la Asunción.

García Gilabert indicó que, “en principio, nos planteamos este broche final como “una sorpresa” a los vecinos, porque no queríamos que se agolparan en las playas y paseos. En este sentido, añadió, hemos intentando que los fuegos, lanzados solo desde el recinto del Castillo de San Miguel, fuesen aéreos para que todos vecinos lo pudieran divisar desde sus viviendas y terrazas, tal y como ha ocurrido. Además, al final de acto, destacaba el sonido de toque de las palmas por la grata “sorpresa”.

A pesar de todo, era raro ver la playa Puerta del Mar vacía y además otra imagen que contrastaba era ver el Castillo de San Miguel, por primera vez iluminado en su totalidad, además de los paseos marítimos, y con los fuegos artificiales al mismo tiempo iluminando Almuñécar y el mar.

El edil de Fiestas y Cultura, agradecía a los vecinos que «se han unido, por sorpresa también desde sus viviendas y en distintos puntos de la localidad, lanzando sus fuegos artificiales. Y es que el almuñequero no concibe un 15 de agosto sin el broche de los cohetes o fuegos artificiales. De hecho, todos los ediles de Fiestas que me han precedido, siempre se han esmerado mucho porque los fuegos no defraudaran, porque de lo contrario por muy bien que hubiera ido el resto del programa de las fiestas patronales no hubieran tenido el mismo éxito”, recordaba Alberto García Gilabert.

Por otro lado, cabe destacar que la jornada de este 15 de agosto ha sido larga e intensa en torno a los actos de homenaje a la Patrona. Primero con una ofrenda a la Virgen de la Antigua, que arrancaba a las 10 de la mañana y se prolongaba hasta las 19 horas y que este año se cambiaba los nardos blancos, por un carácter solidario con Cáritas.

Después, a las 20 y 21 horas, la iglesia parroquial de la Encarnación acogía la misa en honor de la Patrona, y, en ambos casos, con el aforo cubierto y muchas personas siguiendo la misma desde el pórtico del templo.

Semana especial.

Las fiestas patronales de Almuñécar, que siempre se suelen celebrar del 9 al 15 de agosto, se suspendieron hace ya unos meses. No obstante, coincidiendo con las citadas fechas desde el Área de Fiestas se ha intentado impulsar y mantener, al menos, una animación en la calle cada tarde noche con pequeños conciertos de artistas locales en plazas y paseos, pasacalles de charanga y hasta decoración y concurso de animación con la Asociación de Comerciantes Sexitano.

“Teníamos que superar unos meses de confinamiento muy duros para todos y si en cualquier localidad era y es importante, en un municipio turístico como el nuestro era aún más que justificado que nos volcáramos con enorme voluntad y complicidad con colectivos comerciales y hosteleros con objetivos, primer de conmemorar y homenajear las fiestas en honor a nuestra Patrona, y , al mismo tiempo, apoyar a los sectores de servicios de la localidad”, dio el concejal de Fiestas y Cultura, Alberto García Gilabert.