Andalucía estudia la posibilidad que cada persona mayor o con discapacidad pueda elegir entre residencia o ayuda a domicilio

 

La consejera de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, Loles López, ha asegurado que su departamento trabaja en un modelo en el que las personas mayores o con discapacidad puedan decidir qué servicios desean tener dentro de la cartera de prestaciones que ofrece la Junta. Se trata, como ha explicado la consejera, de respetar la autonomía y libertad de estas personas con el objetivo de que puedan optar entre la ayuda a domicilio o una plaza residencial en el centro que elijan -y haya plaza-, ya que los últimos estudios revelan el deseo de la mayoría de permanecer el mayor tiempo posible en su hogar o entorno habitual.

Lópe ha avanzado la apuesta de Inclusión Social por ofrecer un modelo personalizado, donde se tengan en cuenta las preferencias de la persona mayor o con discapacidad que requiere el servicio. En este punto, ha defendido un modelo de proximidad y adaptado a cada persona usuaria, de manera que se «respete su autonomía». López se ha referido, por ejemplo, a las circunstancias de muchas personas mayores que prefieren mantenerse en sus casas en lugar de estar en residencias. Por ello, se ha mostrado convencida de la importancia de escuchar a los usuarios y usuarias en ese sentido.

En este sentido, la consejera también ha anunciado que en los próximos meses se lanzarán varias líneas de ayuda para la construcción y reforma de centros de mayores y para personas con discapacidad, lo que refleja la apuesta de la Junta por dar respuesta a la necesidad de ampliar las plazas residenciales y en centros de día ante el envejecimiento de la población.

Asimismo, la consejera ha abordado la apuesta de la Administración autonómica por el municipalismo para «estar cerca de sus vecinos y vecinas» y ha destacado las actuaciones de su departamento en la comarca de Los Pedroches, en Córdoba, sobre todo, en el ámbito de la dependencia y personas con discapacidad.

La consejera, también ha enfatizado el «aumento histórico» en la creación de nuevas plazas concertadas por parte del Gobierno andaluz ya que, frente a los 283 puestos en residencias creados a lo largo de la legislatura 2015-2018, durante el periodo de 2019 a 2022 se dispusieron 2.583 nuevas plazas, lo que supone que «se ha multiplicado por diez la creación de nuevas plazas».

También podría gustarte