El Gobierno de Andalucía garantiza que la vuelta al colegio será segura y saludable

GRAF5563. LOGROÑO, 11/03/2020.- Un aula vacia en el colegio público Las Gaunas en Logroño, donde ayer fueron aprobadas por el Consejo de Gobierno de La Rioja, la suspensión de las clases durante los próximos quince días en todos los niveles educativos, desde los centros de educación infantil a la universidad.-EFE/Raquel Manzanares
Facebook
Twitter
WhatsApp

 

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha tomado conocimiento del protocolo con las medidas y recomendaciones para centros y servicios educativos docentes no universitarios de la comunidad autónoma, elaborado por la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica y consensuada por los diferentes agentes implicados. Este documento es fruto del trabajo que vienen realizando las consejerías de Salud y Familias y de Educación y Deporte desde el pasado mes de mayo y que fue remitido a los centros en julio.

Con este documento se pretende eliminar y/o reducir y limitar las posibilidades de trasmisión del virus SARS-CoV-2, creando entornos escolares saludables y seguros a través de medidas de prevención, higiene y promoción de la salud adaptadas a cada etapa educativa. Además, se posibilita la detección precoz de casos y gestión adecuada de los mismos a través de protocolos de actuación claros y de coordinación de los agentes implicados, ofreciendo un marco común que pueda ser adaptado según la realidad de cada centro educativo y su contexto local.

Además, se crea la figura del sanitario escolar Covid-19 para todos los centros educativos independientemente de su titularidad: públicos, privados o concertados. Esta figura está vinculada a un Centro de Salud o Área de Gestión Sanitaria y tendrá línea directa con los centros y servicios educativos.

Plan de contingencia

En cada centro o servicio educativo se constituirá un equipo de Covid-19, que deberá elaborar un Plan de Actuación específico del centro y contemplará, de forma concreta, todas las medidas que deban ser tomadas en los diferentes escenarios posibles, previendo la disponibilidad de los recursos humanos y materiales necesarios para abordar cada situación con las garantías necesarias, además de supervisar su correcta ejecución para poder tomar las medidas correctivas necesarias. Estos escenarios deben contemplar, al menos, la posibilidad que uno o varios discentes o docentes puedan estar en situación de cuarentena; que uno o varios grupos-clase puedan estar en situación de cuarentena; y que el centro pueda cerrarse a la docencia presencial.

Igualmente, el Plan de Actuación debe incluir medidas de prevención personal y para la limitación de contactos, medidas de higiene relativas a los locales y espacios, actuaciones ante sospecha y/o confirmación de casos, comunicación con la comunidad educativa y actuaciones de educación y promoción para la salud.

Medidas referidas a las personas trabajadoras

Además de las medidas generales establecidas, todos los trabajadores tendrán permanentemente a su disposición en el lugar de trabajo agua y jabón o geles hidroalcohólicos o desinfectantes, siendo obligatorio el uso de mascarillas.

También se deberán adaptar las condiciones de trabajo, incluida la ordenación de los puestos laborales y la organización de los turnos, así como el uso de los lugares comunes.

Se recomienda el uso por parte de los profesores, durante su actividad docente, de equipos de protección adecuados al nivel de riesgo. En el caso del personal docente de educación infantil y especial, así como en el de apoyo, se valorará el uso de otros materiales de protección transparentes adaptados a las necesidades del alumnado, así como el uso de guantes para actuaciones concretas de contacto estrecho de mayor riesgo.

Se deberá reducir al mínimo posible el uso de útiles o elementos comunes o que puedan ser compartidos por los trabajadores y/o docentes, tales como bolígrafos, libretas, teclados, pizarras táctiles, teléfonos u objetos usados durante la intervención educativa o no educativa, en los casos que no sea posible desinfectarlos entre cada uso.

Todo el personal, durante el desarrollo de su labor, deberá adoptar las medidas necesarias para evitar la generación de riesgos de propagación de la enfermedad.

Medidas para el alumnado

En cuanto a las medias referentes al alumnado, se dispondrá de geles hidroalcohólicos a la entrada del centro y en las aulas y se asegurará que los usen cada vez que entren o salgan de las mismas, sin menosprecio del lavado constante y repetido con agua y jabón. Para los niños y niñas que se metan las manos frecuentemente en la boca no se recomienda el uso de geles hidroalcohólicos, sino el lavado de manos con agua y jabón.

Será preceptivo que el alumnado use mascarillas higiénicas o quirúrgicas en los desplazamientos y en la circulación dentro del centro, así como sentados en su mesa. También será obligatorio el uso de mascarilla en los talleres o aulas específicas de uso compartido por distintos grupos-clases. En la organización del aula se procurará la mayor distancia posible entre las mesas o pupitres.

Durante los recreos y en los tiempos de espera para pasar al comedor y de recogida al final de la jornada, será preceptivo el uso de mascarilla.

En el caso de educación infantil y educación especial, así como en primero de Primaria, en los que no es obligatorio el uso de mascarilla, se podrán establecer grupos de convivencia escolar. No obstante, estos alumnos sí deberán hacer uso de la mascarilla en las zonas comunes, entradas y salidas, así como durante el transporte escolar.

El alumnado deberá evitar compartir objetos o material escolar, procurando que no cambien de mesa o pupitre durante cada jornada. Igualmente, se recomienda el lavado diario de la ropa del alumnado.

Medidas para la limitación de contacto

El documento incluye también distintas medidas con el fin de limitar el contacto, entre las que destacan impedir aglomeraciones (de personal docente, no docente o alumnado) en las entradas y salidas del centro habilitando varias entradas y salidas, estableciendo un período de tiempo para entrar que dificulte el exceso de personas, así como la organización del alumnado en el interior del centro en filas por aula manteniendo las distancias físicas de seguridad.

Se deben establecer y señalizar los distintos flujos de circulación del alumnado en el centro, evitando la coincidencia espacial y temporal de los distintos grupos y reduciendo al mínimo los desplazamientos grupales de alumnos.

Por otro lado, las familias o tutores sólo podrán entrar al edificio escolar en caso de necesidad o indicación del profesorado o del equipo directivo, cumpliendo siempre las medidas de prevención e higiene.

Cuando se realicen actividades deportivas, lúdicas o de ocio, se harán en espacios abiertos y mediante actividades que no favorezcan el contacto directo, procurando el uso de elementos individuales o que no requieran manipulación compartida.

Para aquellas enseñanzas impartidas en Conservatorios de Música, Danza y Arte Dramático donde sea necesaria la realización de actividad física, o para cualquier otra actividad docente que entrañe mayor riesgo (como canto coral o conjunto de instrumentos de viento), se recomienda utilizar los espacios más amplios del centro, aumentar la distancia interpersonal y usar medidas de protección adicionales siempre que sea posible, siempre con una adecuada ventilación del espacio.

Entre las medidas recogidas se encuentra también la organización del recreo, estableciéndose su optimización y organización de forma escalonada y, si fuera posible, con sectorización del espacio existente, limitando el contacto entre los diferentes grupos-clase, lo cual será obligatorio en el caso de grupos de convivencia escolar. En cuanto a las fuentes de agua se deberán eliminar los sistemas manuales, recomendando que el alumnado acuda al centro con botella u otro dispositivo similar con agua potable y perfectamente identificado.

Aula matinal y comedor

En los casos que el centro docente cuente con «aula matinal» o «aula de mediodía», se recomienda, cuando sea posible, que pueda realizarse en un espacio abierto o en locales que dispongan de suficiente espacio para mantener la distancia de seguridad, siendo necesario el uso de mascarilla en cualquier caso. En los casos que en el aula matinal se sirvieran desayunos, se seguirán las recomendaciones indicadas para la restauración.

Para el caso de apertura de comedores escolares, se seguirán las recomendaciones indicadas para la restauración y la normativa vigente relacionada. Además, se debe respetar la distancia interpersonal de 1,5 metros. Por otro lado, se recomienda establecer un plan de limpieza y desinfección, manteles de un solo uso y la eliminación de productos de autoservicio.

Medidas de higiene relativas a locales y espacios

Se debe realizar una limpieza y desinfección de los locales, espacios, mobiliario, instalaciones, equipos y útiles antes de la apertura, así como una ventilación adecuada, incluyendo los filtros de ventilación y de los equipos de aire acondicionados. Para la limpieza y desinfección posteriores, se deben seguir las recomendaciones que ya están establecidas en el documento ‘Procedimiento de limpieza y desinfección de superficies y espacios para la prevención del coronavirus en la comunidad autónoma de Andalucía’.

Del mismo modo, será necesario elaborar un plan o listado reforzado de limpieza y desinfección, complementando el que ya existía en el centro para estos locales, aulas, despachos, espacios comunes… adecuado a las características e intensidad de uso. Deberán ser limpiados y desinfectados al menos una vez al día. Otros espacios comunes como servicios, pasamanos o manivelas serán limpiados y desinfectados al menos dos veces al día.

Cuando existan puestos de trabajo compartidos por más de un trabajador, se establecerán los mecanismos y procesos oportunos para garantizar la higienización de estos puestos y se deberá proceder a la desinfección de los elementos susceptibles de contacto, así como la mesa y la silla antes de su uso por el siguiente docente.

El documento indica también que se debe tener especial atención en la limpieza y desinfección de los elementos que necesariamente deban ser compartidos por el alumnado, tales como instrumentos musicales, útiles y/o material de talleres o laboratorios, material deportivo o equipos de trabajo, que deberán ser desinfectados antes y después de cada uso. En el caso de las aulas específicas de las que disponen algunos departamentos didácticos, la limpieza y desinfección deberá ser realizada con la frecuencia necesaria durante el horario escolar y, al menos, a mitad de la jornada y al finalizar ésta.

La adecuada ventilación de los locales –como las aulas o espacios comunes–deberá realizarse de forma natural varias veces al día, con anterioridad y al finalizar el uso de los mismos. Además, se establecerán sistemas para que las aulas sean ventiladas entre clase y clase.

Gestión de casos

El protocolo aprobado establece también cómo se debe actuar ante casos sospechosos o confirmados, indicándose que los centros o servicios educativos contarán con el apoyo y disposición de los servicios de epidemiología de las Delegaciones Territoriales de Salud y Familias, así como de los epidemiólogos referentes de los distintos distritos.

Los progenitores y/o tutores deben conocer la importancia de no llevar a los niños que presenten síntomas al centro educativo, de informar al centro de la aparición de cualquier caso de Covid-19 en el entorno familiar del escolar y de informar al centro de cualquier incidencia relacionada con el alumnado. Se indicará a las familias que no pueden acudir al centro los niños/as con síntomas compatibles con Covid-19 o diagnosticados de Covid-19, o que se encuentren en período de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto con alguna persona con síntomas o diagnosticada. Si el alumno/a tuviera fiebre o síntomas compatibles con la enfermedad, no deberá asistir al centro escolar hasta su valoración médica, debiendo llamar a su Centro de Salud o alguno de los teléfonos habilitados.

En el caso de que el alumno/a fuera confirmado como caso Covid-19, sin demora la familia contactará e informará de ello al centro educativo.

Cuando un alumno o alumna inicie síntomas o éstos sean detectados por personal del centro durante la jornada escolar, se le llevará a un espacio, estancia o habitación separado con normalidad, sin estigmatizarlo. Deberán hacer uso de mascarilla tanto el alumno/a como la persona adulta que cuide de él/ella hasta que lleguen sus familiares o tutores. Será una sala para uso individual, elegida previamente y que cuente con ventilación adecuada, dispensador de solución hidroalcohólica y con una papelera de pedal con bolsa. Se avisará a la familia que debe contactar con su Centro de Salud o con alguno de los teléfonos habilitados para evaluar el caso.

Las personas trabajadoras que inicien síntomas sospechosos se retirarán a un espacio separado y con mascarilla quirúrgica. Contactarán de inmediato con su Centro de Salud, con el teléfono habilitado para ello o con la correspondiente Unidad de Prevención de Riesgos Laborales, debiendo abandonar en todo caso su puesto de trabajo hasta que su valoración médica.

En aquellos casos que el centro tenga conocimiento de la existencia de un caso confirmado entre el alumnado o el personal (docente o no docente), se contactará con la Delegación Territorial de Salud. Además, se dispondrá de un listado de los alumnos y docentes que hayan tenido contacto con los alumnos de esa aula, así como la forma de ese contacto (docencia, actividad al aire libre etc.), incluyendo los espacios del aula matinal y el comedor.

Cuando el caso confirmado sea un alumno o alumna y la comunicación la reciba el centro docente en horario escolar, procederá a contactar con las familias de los alumnos de la misma clase para que procedan a recogerlos, manteniendo las medidas de protección (mascarilla y distanciamiento físico). En el caso de que la comunicación la reciba el centro docente fuera del horario escolar, procederá a contactar con las familias de los alumnos de la misma clase para que no acudan al centro docente. En cualquier caso se informará que deben iniciar un período de cuarentena, sin menoscabo que desde Atención Primaria de Salud contactarán con cada uno de ellos.

Si el positivo es un miembro del personal docente, deberá permanecer en su domicilio sin acudir al centro. Los servicios de Epidemiología realizarán una evaluación de la situación y de la consideración de posibles contactos estrechos en base a la actividad concreta que haya desarrollado en el centro con el alumnado u otro personal, debiendo seguir las indicaciones que dimanen de esta evaluación.

Respecto a las aulas donde se haya confirmado un caso, así como en su caso los locales donde haya podido permanecer –incluido personal docente o no docente–, se procederá a realizar una limpieza y desinfección de acuerdo a lo establecido, incluyendo filtros de aires acondicionados, así como a una ventilación adecuada y reforzada a lo largo del tiempo.