El viaje sonoro del trío M.A.P. asombra con su música vibrante al público de Jazz en la Costa

luciajazz
Facebook
Twitter
WhatsApp

 

El Parque de El Majuelo de Almuñécarvolvió a contar con un público entregado en la segunda sesión de Jazz en la Costa de esta edición. Los protagonistas fueron Lucía Rey y esa tormenta de creatividad que forman Mezquida, Aurignac y Prats. Lucía, se caracterizó por un pianismo entretenido, variado y sobradamente suficiente, inspirado en coordenadas remotas por donde ha ido forjando su pulsación sonora, con guiños a la música latina, el jazz, pop a ratos, o flamenco, ejercitados con simpatía y una melodía que le permitió ganarseal públicoasistente, que terminó de pie aplaudiendo y solicitando el añadido reglamentario. La participación en este concierto de la bailaora Cristina San Gregorio, aportó vistosidad a su estreno en Jazz en la Costa, que culminó por bulerías recordando su estancia en Granada.

Y si Lucía hizo su viaje por aguas alegres y compartibles, los M.A.P. surcaron aguas borrascosas y maremotos insospechados, sin obviar un concepto de viaje más experimental y hasta psicotrópico. Su concierto,fue una exhibición de fuerza creativa de fusión, una bomba de tres núcleos que explota delante de los oídos cuya onda expansiva, no dejó a nadie indiferente. Sin opciones,enlazaron las piezas de su disco en una suerte de suite tobogán jugando con volúmenes, insistencias repetitivas casi hipnóticas y continuos cambios de dinámicas. No son un grupo, son una experiencia.

Hoy, viernes, dos titanes en Jazz en la Costa: Chano Domínguez y Javier Colina, que recibirá la medalla de la ciudad

Resumir los 40 años de fecunda carrera de Chano Domínguez, es una tarea difícil. Su participación en la película y disco ‘Calle 54’, de Fernando Trueba (Grammy al Mejor Álbum de Jazz Latino 200) supuso su lanzamiento internacional. Productor, compository educador, Chano ha colaborado con una amplia gama de artistas españoles y americanos,

con una presencia continua en festivales de todo el mundo. De hecho, es el artista que más veces ha visitado Granada, tanto en elFestival de Jazz en Granada como en el de Almuñécar, donde hemos visto crecer, casi al minuto, su talento.

El pianista gaditano ha dotado de acertados tintes jazzísticos a piezas pertenecientes al patrimonio musical español y latino; lo ha hecho con tanta elegancia y fluidez, que es uno de los músicos de jazz español más respetados en la escena jazzística internacional. Probablemente, desde Tete Montoliu, es el músico de jazz español más conocido en todo el mundo.

La lista de discos en los que ha participado es interminable. Muchos de ellos premiados y algunos nominados a los Grammy: Piano Ibérico (2011), Flamenco Sketches (Blue Note, 2011) o Bendito (2016). Sus dos trabajos más recientes: Paramus junto a Hadar Noiberg y Bola de Nieve con Martirio, ya son todo un éxito. En esta ocasión, estará acompañado por Horacio Fumero en el contrabajo y David Xirgu en la batería.

Javier Colina ha conseguido elevar a las alturas al contrabajo y otorgarle el protagonismo merecido. Hábil creando diálogos con otros instrumentos con acierto y belleza. Explorador incansable de diferentes lenguajes musicales, se siente igual de cómodo con sonidos flamencos, africanos y especialmente con ritmos latinos. Esa pulsación única y ecléctica no ha sido indiferente para maestros como Tete Montoliu, Pat Metheny, Compay Segundo, Enrique Morente, Michel Camilo, Pepe Habichuela, Antonio Serrano, Perico Sambeat, Miralta o Chucho Valdés.

Todo proyecto en el que se implica el contrabajistanavarro,es un apabullante éxito. Muestras de ese alto nivel son: Tete Montoliu con Javier Colina, Diez de Paco con Jorge Pardo y Chano Domínguez, Lágrimas Negras, Bebo Valdes y Javier Colina live at the Village Vanguard, Oh que será con Al Foster, o En la imaginación, con una de las voces más bellas de nuestro país, Silvia Pérez Cruz. Le acompañan el saxofonista cubano Ariel Bringuez, Pablo Gutiérrez ante el piano y Daniel García Bruno tras la batería.

El músico pamplonés recibirá la medalla del Festival, que ya tienen, entre otros, Gonzalo Rubalcaba, ElianeElias, Charles Lloyd, Chucho Valdés, o su compañero Chano Domínguez.

Sin duda, será una noche mágica en Jazz en la Costa con dos grandes maestros que han firmado con letras de oro la historia del jazz en España.